Firmas privadas de saneamiento aumentarán cuota de mercado en Brasil

Por
Martes 30 de enero, 2018

Hay mucho espacio para que las empresas del sector privado amplíen su participación de mercado en la industria de saneamiento de Brasil.

La participación combinada en el mercado de las empresas privadas es actualmente de solo 10%.

BNamericas conversó con Gustavo Mueller, experto del sector de saneamiento y director de Fitch, sobre la forma en que los actores privados pueden aumentar su cuota de mercado en los próximos años. Mueller ve un potencial para que el sector privado aumente su participación en el mercado a alrededor de 30% en los próximos 10 años.

BNamericas: Brasil tiene tres importantes compañías estatales que cotizan en la bolsa de valores local. ¿Cuál es su opinión sobre estas empresas que operan en el sector de saneamiento?

Mueller: Las tres principales compañías del área de saneamiento son SabespSanepar y Copasa.

Estas empresas tienen el mismo nivel de calificaciones en Fitch Ratings, pero existen algunas diferencias operativas entre ellas.

Sanepar tiene un riesgo hidrológico menor que Sabesp y Copasa, y este es un aspecto importante para el sector.

Copasa y Sabesp sufrieron drásticamente durante la grave sequía que afectó a la región sudeste hace unos años.

Cuando miramos los datos históricos sobre los niveles de los embalses, Sanepar, por ejemplo, siempre mantuvo índices altos en torno a 85% -100%. Los embalses de Sanepar están bien distribuidos.

Copasa, por su parte, tuvo un flujo de caja ajustado durante el período de escasez hídrica, pero ya tiene una operación de efectivo más sólida.

Sabesp también presentó un escenario hidrológico más restringido. Hubo restricciones en el suministro de agua, con una reducción de la presión y esto tuvo un impacto en el costo del tratamiento del agua.

Además, esta maniobra para reducir y aumentar la presión, también generó más costos de energía eléctrica para la empresa.

BNamericas: ¿La crisis del agua de los últimos años ha cambiado el comportamiento del pueblo brasileño en relación con el consumo de agua?

Mueller: Durante la sequía, incluso las empresas que no tenían problemas de suministro experimentaron una reducción en la demanda.

Como esta situación fue ampliamente explorada por todos los medios, con una cobertura nacional masiva por los principales periódicos nacionales, la gente comenzó a reducir de forma intuitiva el consumo de agua, incluso en las regiones no afectadas.

BNamericas: Mirando hacia el futuro, ¿cuáles son los temas más relevantes en el sector de saneamiento de Brasil?

Mueller: Un tema importante a seguir es la definición regulatoria de la industria. El marco regulatorio se aprobó en 2007 y [el sector] fue regulado en 2011. Aún podemos concluir que es un marco en evolución.

Si comparamos con el sector eléctrico donde ya contamos con los operadores en la quinta revisión tarifaria, en el segmento de saneamiento algunas empresas, como Sanepar y Copasa, por ejemplo, solo tuvieron su primera revisión en el último año bajo los efectos del regulador marco de referencia.

La tendencia es el fortalecimiento de las agencias reguladoras, ya que habrá una mayor demanda de eficiencia. El regulador tendrá la función de garantizar que se satisfaga la demanda de una mayor eficiencia.

BNamericas: El gobierno brasileño admitió recientemente que está considerando otorgar más poderes a ANA [Agencia Nacional del Agua]. ¿Qué opina sobre este tema?

Mueller: El sector de saneamiento incorpora algunas particularidades regionales.

Necesitamos saber más detalles, cómo funcionaría el modelo sobre el que el gobierno ha pensado, por ejemplo. El problema regulatorio actualmente es más regional que nacional. En el caso del sector de saneamiento, la estructura es regional y no nacional.

Soy un poco escéptico sobre que ANA se convierta en un importante regulador nacional. Lo que realmente necesita fortalecerse son los reguladores regionales.

Es fundamental para el sector fortalecer el marco regulatorio, con decisiones equilibradas e independencia.

BNamericas: Algunos gobiernos estatales han planeado la privatización de sus empresas de saneamiento, pero hasta ahora ha habido pocos avances. ¿Cúales son las razones de esto?

Mueller: El mantenimiento de los contratos de esas compañías, si se privatizan, es una cuestión que debe soslayarse. El principal activo de una empresa son sus contratos.

Creo que cada estado tiene sus propias particularidades, y en el caso de Cedae en Río de Janeiro, tal vez un modelo que podría adoptarse sería segmentar a la compañía en el camino del sector de distribución de gas en São Paulo, donde se dividió en tres regiones.

Quizás esta segmentación, esta división, sería un camino hacia la privatización futura.

BNamericas: Muchos gobernadores y compañías estatales también han optado por vender acciones a través de ofertas públicas. ¿Cómo se puede aumentar aún más la participación del sector privado en la industria del saneamiento?

Mueller: Es cierto, pero con respecto a las ofertas de acciones, las empresas deben recorrer un largo camino para mejorar su estructura de gobierno y no todas están en el mismo nivel.

Actualmente tenemos Sanepar, Sabesp y Copasa con un alto grado de gobierno y acciones cotizadas.

Otro mecanismo importante que puede utilizarse para aumentar la participación privada en el sector de saneamiento son las asociaciones público-privadas (APP).

Las APP son también un diseño muy factible para la participación del sector privado, especialmente en el área de alcantarillado y recolección. Esta es una forma para que el sector privado tenga una mayor participación de mercado en la industria.

BNamericas: La participación del sector privado en el sector es actualmente baja. ¿Espera algún cambio importante en este frente en los próximos años?

Mueller: Las compañías bajo el control de los gobiernos estatales tienen una participación de mercado de aproximadamente 80%, mientras que los gobiernos municipales tienen entre 10% y 15%, y el resto pertenece al sector privado.

Creo que en el mediano y largo plazo el sector privado ampliará su participación, principalmente asumiendo la participación de empresas municipales.

También es probable que los actores privados participen en más APP con compañías estatales, aunque existe incertidumbre sobre cómo se llevará a cabo.

Considerando todos los factores, en los próximos 10 años es posible que los inversionistas privados tengan una participación de mercado de 30% del sector de saneamiento en Brasil.

BNamericas: ¿Qué impacto podrían tener las elecciones presidenciales y generales de este año en el sector?

Mueller: El efecto de las elecciones es que debería haber menos dinámica en términos de lanzamiento de APP y apertura de ofertas.

En el mediano plazo, después de las elecciones, necesitamos ver el perfil de cada gobernador elegido para comprender la dinámica.

En este aspecto, todavía no tenemos una visión clara de qué tipo de administradores tendremos en cada uno de los estados.


Acerca de la compañia

Fitch es una de las tres agencias de calificación más grandes del mundo.