Cómo puede atraer inversiones el sector de saneamiento de Brasil

Por
Jueves 30 de noviembre, 2017

El sector de saneamiento en Brasil es un mercado difícil para los inversionistas, ya que los gobiernos estatales dudan sobre las privatizaciones y la estructura arancelaria del sector reduce la capacidad de las empresas para aumentar los ingresos.

A pesar de los desafíos, el segmento puede ofrecer oportunidades de inversión atractivas, puesto que el Gobierno Federal ve el saneamiento como un área estratégica y los gobiernos estatales están dispuestos a echar mano a las concesiones y las APP para obtener financiamiento para nuevos proyectos.

Rafael Vanzella, abogado especializado en contratos regulados por el estado y financiamiento estructurado, conversó con BNamericas sobre las oportunidades y los desafíos que enfrenta el sector.

Vanzella es socio de la firma de abogados brasileña Machado Meyer.

BNamericas: ¿Existe hoy resistencia en Brasil con respecto a la idea de privatizar las empresas de saneamiento?

Vanzella: Esta pregunta involucra algunos puntos que es importante explorar para proporcionar una visión más clara del escenario.

Actualmente hay varias iniciativas en Brasil en el sector de saneamiento que involucran acuerdos suscritos por gobiernos estatales con el [banco nacional de desarrollo] BNDES para evaluar proyectos en esta área, incluyendo solicitudes para incluir ciertos proyectos en [el programa de asociaciones de inversiones] PPI.

Cuando hablamos de privatización, no hablamos de una sola modalidad posible, que implica vender una empresa estatal a una empresa privada. Existen varias modalidades que pueden adoptarse, como concesiones, subconcesiones y asociaciones público-privadas (APP).

Ni BNDES ni los estados han dicho que realmente quieren privatizar completamente estas compañías y ningún partido ha decidido aún qué modalidad seguir.

BNamericas: ¿Por qué es tan difícil hablar de privatización en Brasil?

Vanzella: Desde el punto de vista legal, cuando se privatiza una empresa de saneamiento, inmediatamente se pierden los contratos y todos los programas que están en la cartera de la empresa se cierran.

Debido a esto, la compañía pierde casi todos sus ingresos.

Además, cuando se privatiza una empresa se puede generar un efecto de ineficiencia tributaria para los compradores del activo, ya que una empresa estatal está sujeta a un régimen tributario diferente al de una empresa privada.

También existen otros problemas relacionados con el medio ambiente, ya que la obtención de licencias puede ser más lenta [después de la privatización].

Las personas que están en contra de las discusiones sobre proyectos de privatización en el sector de saneamiento a menudo crean confusión en el debate porque quieren mantener sus privilegios.

También hay resistencia de algunos formadores de opinión, que ven la privatización como un intento del sector privado de obtener ganancias de los servicios públicos.

BNamericas: ¿La próxima elección presidencial en 2018 afectará el proceso de capitalización del sector de saneamiento?

Vanzella: Diría que técnicamente, todavía no. Los agentes que estudian la capitalización de las empresas de saneamiento ya comenzaron a estudiar con el calendario electoral de 2018 en mente.

Ahora, el proceso de estos estudios ha sido más lento de lo esperado originalmente debido a las muchas dificultades técnicas encontradas.

El hecho de que el gobierno actual no tenga una gran popularidad también afecta el proceso [de estudios] hasta cierto punto.

BNamericas: Además de los desafíos que usted señala, ¿la estructura tarifaria en el área de saneamiento también es un tema complejo?

Vanzella: La estructura tarifaria para el saneamiento básico del país se centra completamente en la captura, tratamiento y distribución de agua. No toma en consideración la cuestión de la recolección y el tratamiento de aguas residuales, que es una parte importante de la estructura de costos de las empresas.

Entonces, tenemos una matriz de tarifas muy imperfecta que le da un precio a un segmento de agua, pero no el costo de las aguas residuales, que es más caro.

BNamericas : Algunas empresas se han quejado de que los costos del agua han aumentado y que las tarifas no cubren el aumento. ¿Es esto correcto?

Vanzella: Los estados brasileños que siempre tuvieron abundancia de agua nunca se han preocupado mucho por la producción del agua, solo con su extracción. En este punto, los estados de la región noreste, que históricamente sufren más de sequías, son más sofisticados porque han tenido que fijar el precio del costo de producir agua. Pero en otras regiones tenemos una estructura de tarifas que debe revisarse.

El público también debe educarse sobre cómo usar el agua de una mejor manera. Si nos fijamos en la factura del agua y las aguas residuales, los brasileños pagan muy poco si se les compara con lo que pagan por el servicio de internet, por ejemplo.

BNamericas: Con tantos desafíos, ¿qué espera para los próximos años?

Vanzella: Por paradójico que sea, estamos viviendo un período positivo para el sector de saneamiento.

El gobierno ha convertido el tema del saneamiento en una prioridad de su agenda de proyectos de infraestructura. Hace algunos años, la prioridad era construir estadios para albergar el Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos.

En el corto plazo, no creo que veamos ninguna venta de participaciones controladoras, pero deberíamos tener muchos proyectos disponibles para los inversores a través de APP y concesiones.

BNamericas: Algunas empresas de saneamiento revelaron recientemente planes para vender participaciones minoritarias a través de ofertas públicas de acciones, sin ceder el control. ¿Cree que hay apetito de los inversionistas por esas acciones?

Vanzella: Sí, las tasas de interés mundiales se mantienen en un nivel bajo y los inversionistas buscan mayores rendimientos. El sector de saneamiento ofrece altos rendimientos a largo plazo.

El seguimiento [de venta de acciones] es un mecanismo que puede considerarse como una privatización parcial, ya que reduce la participación del gobierno y aumenta la del sector privado en la empresa.

Hay dos tipos de inversionistas para proyectos de saneamiento en Brasil. El inversionista financiero, que busca más rentabilidad económica y financiera y el estratégico, que invierte y opera en el área de saneamiento en otras partes del mundo, y está acostumbrado a las inversiones a largo plazo.