Cómo avanza Accion con la inclusión financiera en Perú

Por
Jueves 01 de febrero, 2018

"Para 3.000 millones de personas, el sistema financiero global ni siquiera existe. Casi 2.000 millones de personas en todo el mundo no tienen tarjeta de crédito, ni cuenta de ahorro, ni acceso a préstamos, nada. Otros 1.000 millones de personas pueden tener acceso a servicios financieros, pero no obtienen lo que necesitan", publicó recientemente en un blog el presidente ejecutivo de la organización estadounidense sin fines de lucro Accion, Michael Schlein.

Accion es una de las organizaciones líderes del mundo en términos de esfuerzos para promover la inclusión financiera y es muy activa en América Latina.

Para el Reporte de Banca en Perú de este mes, BNamericas entrevistó a María Camila Gómez, vicepresidenta de soluciones globales de asesoría, sobre las actividades actuales de Accion en el mercado peruano.

A continuación presentamos la entrevista completa con Gómez, donde da ejemplos específicos del fuerte enfoque de Accion en la tecnología y el desarrollo de las fintechs para aumentar los bajos niveles de inclusión financiera de Perú.

BNamericas: ¿Qué ha estado haciendo Accion en el campo de las microfinanzas en Perú durante los últimos años y cuáles son sus planes para el futuro en el mercado peruano?

Gómez: El enfoque de Accion durante muchos años ha sido involucrar a proveedores de servicios financieros y diseñadores de políticas de todo el mundo para crear un sistema financiero que funcione para todos. Hoy nos enfocamos en asegurar que la transformación digital de los servicios financieros ocurra de una manera que beneficie a aquellos que se quedan fuera del sector financiero o que son mal atendidos por él. Nuestro trabajo con nuestros socios proveedores de servicios financieros establecidos se centra en ayudarlos a trabajar hacia una evolución digital y desarrollar eficiencias comerciales para trabajar a gran escala.

En Perú nuestros socios incluyen a TiendaPago, fintech emergente que ayuda a las pequeñas empresas a acceder al capital de trabajo a corto plazo que necesitan para prosperar y crecer; GKN, que brinda acceso conveniente a servicios financieros y pagos a personas desatendidas en áreas urbanas y rurales; y Credinka, que proporciona servicios de microfinanzas para acercar a las poblaciones rurales desatendidas al sistema financiero formal. El equipo de soluciones globales de asesoría de Accion trabaja también con Mibanco y Banco Financiero del Perú para ayudarlos a maximizar su impacto.

BNamericas: La compra de MiBanco por parte de Credicorp hace algunos años fue un hito en términos de fusiones y adquisiciones de microfinanzas en Perú. ¿Qué podemos esperar en el futuro en cuanto a fusiones y adquisiciones relacionadas con las microfinanzas en el mercado peruano?

Gómez: Accion reconoció tempranamente el poder de aprovechar los mercados de capitales para ayudar a lograr la inclusión financiera. Fuimos pioneros en un modelo comercial de microfinanzas en América Latina que ahora es el estándar en todo el mundo. La consolidación de las instituciones de microfinanzas en Perú y en América Latina es indicativa del éxito de este modelo en la creación de organizaciones escalables, bien gobernadas y sostenibles.

En el futuro, esto ejerce presión sobre las instituciones de microfinanzas para que se adapten o se diferencien. Estamos enfocados en ayudar a nuestros socios a hacerlo adoptando nuevas tecnologías y encontrando formas más eficientes de proporcionar servicios financieros de calidad a los menos atendidos.

BNamericas: En el estudio Global Microscope, Perú ha sido reconocido durante varios años por The Economist Intelligence Unit como uno de los mejores entornos para las microfinanzas en el mundo. A pesar de esto, la penetración bancaria sigue siendo baja en el país. ¿Cuáles son las razones del lento avance de la penetración bancaria y la inclusión financiera general en Perú?

Gómez: El ecosistema bancario peruano está centralizado en áreas urbanas, y el país tiene la penetración bancaria más baja de América Latina. En los últimos años el país ha tenido cierto éxito con las redes de agentes para llevar más servicios financieros a las zonas desatendidas, pero hay mucho espacio para el crecimiento. El desarrollo de la infraestructura será fundamental para que los proveedores de servicios financieros puedan aprovechar el poder del acceso móvil y las tecnologías digitales para avanzar con la inclusión financiera en Perú.

BNamericas: El gobierno peruano lanzó una estrategia nacional de inclusión financiera en 2015. ¿Qué impacto ha tenido hasta ahora esta estrategia y qué tan importante será este esfuerzo nacional en la búsqueda de una mayor inclusión financiera?

Gómez: La regulación es la manera más efectiva de promover o impedir la inclusión financiera, y muchos gobiernos latinoamericanos, entre ellos Perú, Colombia y Argentina, han reconocido la importancia de contar con una estrategia de inclusión financiera.

Perú ha sido un líder en regulación y política de inclusión financiera; el Global Microscope, que evalúa el entorno propicio para la inclusión financiera, ubicó a Perú en el primer lugar del mundo en 2016. Tener una estrategia de inclusión financiera es ayudar a proporcionar un acceso más amplio a los servicios financieros, atraer a actores no tradicionales y construir sistemas financieros interoperables que pueden interactuar fluidamente entre sí y sentar las bases para una mayor inclusión financiera.

Un ejemplo de esto es el lanzamiento de BiM, plataforma de dinero móvil pionera a nivel nacional que fue resultado de un esfuerzo de colaboración que involucró a más de 30 instituciones financieras, compañías de telecomunicaciones y el Gobierno peruano.

BNamericas: La banca digital y las fintechs están en alza en varios países de América Latina. En el caso de Perú, ¿qué tan importantes pueden ser estas nuevas formas de hacer banca para el proceso de inclusión financiera?

Gómez: Al igual que en el resto de América Latina, Perú sigue teniendo una proporción considerable de desbancarizados: el 71% de la población está excluida. Al mismo tiempo, las tecnologías financieras nos permiten crear formas mejores, más rápidas, más baratas y más seguras de brindar servicios financieros. Por ejemplo, nuestro socio TiendaPago financia capital de trabajo a corto plazo para tiendas, que a menudo son demasiado pequeñas para acceder a préstamos de instituciones financieras tradicionales, para que puedan administrar mejor sus inventarios y flujo de efectivo.

Existe una tremenda oportunidad para que innovaciones de fintechs como estas mejoren radicalmente la calidad y disponibilidad de los servicios financieros para los peruanos desatendidos. El gobierno y los reguladores peruanos, las instituciones financieras tradicionales y los nuevos modelos fintech tienen un papel importante que desempeñar para construir un ecosistema que pueda ofrecer una gama completa de servicios financieros asequibles y de alta calidad para los menos atendidos.


Acerca de María Camila Gómez

Como vicepresidenta de soluciones globales de asesoría, María Camila Gómez es responsable de la estrategia de desarrollo de negocios y la gestión de programas del equipo en la región de América Latina.


Acerca de la compañia

Accion, con sede en Boston, ha apoyado por más de 50 años el crecimiento de las microfinanzas y la inclusión financiera a través de inversiones directas y asesoría. Accion ha ayudado a decenas de millones de personas gracias a su trabajo con más de 90 socios en 40 países.