OneCoin cree que dinero virtual es una bendición para remesas de A. Latina

Por
Jueves 13 de octubre, 2016

El dinero virtual es un concepto poco aceptado por los países, en particular porque elude a los bancos centrales. Recientemente, reguladores de Reino Unido y Bélgica emitieron advertencias asociadas con el dinero virtual, y destacaron una moneda virtual en particular, OneCoin, advirtiendo a los consumidores de que sus inversiones quedarían desprotegidas.

BNamericas conversó con Ruja Ignatova, presidenta ejecutiva y fundadora de la plataforma de dinero virtual OneCoin, sobre las ventajas de las criptomonedas y los planes de la empresa para apuntar a trabajadores migratorios de Latinoamérica con su red OneLife.

BNamericas: El dinero virtual parece ser una idea incomprendida. ¿Qué ventajas ofrece esta alternativa? 

Ignatova: El dinero virtual permite a las personas establecer medios de intercambio de valor independientes de los bancos y el Estado. Esto significa que el dinero virtual, o criptomonedas, desafía la forma tradicional en que se emite y respalda el dinero y, por lo tanto, compite con el dinero que emiten los bancos centrales.

Esto ocurre en un período en el que el Estado y los bancos centrales han perdido credibilidad en su capacidad para gestionar el dinero oficial debido al colapso financiero de 2008. 

En términos de innovación, las criptomonedas tienen el potencial de impactar varios aspectos de los mercados financieros y la economía al reducir en forma drástica los costos de las transacciones y evitar  fallas en algunos sistemas monetarios.

Las criptomonedas desafían el statu quo y ofrecen una alternativa viable porque no se ven afectadas por la inflación y son imposibles de falsificar. No obstante, como un concepto innovador basado en la tecnología de cadena de bloques, existen riesgos asociados con su seguridad, como quedó de manifiesto en los medios con Bitcoin.

BNamericas: ¿Qué diferencia a OneCoin de otras monedas digitales?

Ignatova: La principal diferencia entre OneCoin y Bitcoin u otras altcoins es su modelo de negocios centralizado, que permite a la empresa cuidar los servidores y la seguridad de las monedas. 

Mientras que las criptomonedas tradicionales tienen un código de fuente abierta, que permite a cualquiera explorar la moneda, OneCoin exige información del usuario a través de un proceso de "conoce a tu cliente", lo que lo hace mucho más seguro y no permite transacciones anónimas. 

Otro elemento que separa a OneCoin de su competencia es la cadena de bloques, herramienta clave para rastrear y establecer valor. La cadena de bloques de OneCoin se basa en protocolos que autentifican, validan y almacenan información en secuencias consistentes y continuas que hacen que el sistema sea más seguro porque elimina cualquier intento de fraude, duplicidad y falsificación. De hecho, permite más transacciones potenciales que los principales proveedores de tarjeta de crédito. 

Además, OneCoin es la primera empresa de criptomonedas de la industria en introducir una auditoría mensual de su cadena de bloques. Todos los informes de auditoría a la cadena de bloques de OneCoin han demostrado que la cadena de bloques de OneCoin es consistente y que la cantidad de monedas explotadas es genuina.

BNamericas: ¿Qué desafíos enfrentan en su meta de lograr que OneCoin sea la criptomoneda más sólida del mundo?

Ignatova: Desde una perspectiva de reputación, afrontamos el desafío de operar en una industria altamente competitiva, donde hay numerosos intentos de desacreditar nuestro trabajo. Confiamos en que nuestra criptomoneda y el ecosistema correspondiente cuentan con lo necesario para que OneCoin llegue a la cima. 

Con el lanzamiento este mes de nuestra nueva cadena de bloques, dejamos en claro que estamos tecnológicamente preparados para transacciones masivas y que pronto empezaremos a trabajar con comercios.

BNamericas: ¿Cómo responde OneCoin a las acusaciones de que su modelo de negocios es similar al esquema piramidal? 

Ignatova: OneCoin logró un crecimiento impresionante en un período de dos años, lo que generó descontento entre empresas líderes en la industria. Uno de los principales competidores de OneCoin también empezó un ataque masivo a la empresa. 

Hay que tener en consideración que las compañías que ofrecen criptomonedas llevan menos de una década. Actualmente hay más de 700 criptomonedas a nivel mundial y expertos aseguran que solo tres de cada cinco de ellas tendrán éxito. Estas predicciones generan ansiedad entre las firmas líderes que luchan por sobrevivir.

OneCoin ya ha demostrado que una criptomoneda puede crecer con rapidez y tener éxito, y aquellos que se sienten amenazados empiezan a actuar en su contra. 

Dejando de lado la guerra de imagen generada contra nuestra empresa, creemos que estamos avanzando en la dirección correcta. Al igual que nuestra competencia, tenemos la tecnología, pero eso no basta para alcanzar el éxito en el largo plazo. Confiamos en que tendremos éxito en el largo plazo porque somos buenos haciendo negocios. 

OneCoin depende en gran medida de la transparencia, funcionalidad y credibilidad para mantener estable el valor de la moneda. Es por eso que cada día cientos de personas se unen a nuestra compañía.

BNamericas: ¿Cómo planean acercarse al mercado latinoamericano y qué países de la región lucen más prometedores?

Ignatova: Cada región a la que OneCoin ha entrado hasta ahora presenta desafíos únicos y condiciones específicas, y Latinoamérica no es la excepción. 

Las criptomonedas en general, y OneCoin en particular, ofrecen la opción de transferir fondos a un bajo costo. Las remesas enviadas a América Latina y el Caribe el año pasado bordearon los US$70.000 millones [mn] y ese monto debiera crecer. Creemos que OneCoin puede ofrecer a los trabajadores que migran una opción más económica para realizar transferencias para apoyar a sus familias. 

Nos hemos dado cuenta de que los latinoamericanos que migran prestan atención a los tipo de cambio cuando analizan cómo y cuándo enviar dinero a su país de origen. Ahí es donde el tipo de cambio de OneLife puede resultar excepcionalmente benéfico para ellos. 

Nos hemos acercado a países latinoamericanos, invitando a la gente para que se una a OneLife, concepto que les da la oportunidad de utilizar la criptomoneda OneCoin y también tener un negocio personal que les permita ganar dinero a partir de bonos y comisiones basadas en ventas. 

En la actualidad, la red OneLife cuenta con 2,5 millones de miembros a nivel mundial y nuestra meta es alcanzar 10 millones en los próximos dos años, cuyo 25% será de Latinoamérica.

BNamericas: ¿Qué oportunidades evalúa OneCoin en distintas industrias?

Ignatova: En poco más de dos años la firma ha transformado su modelo inicial de negocios. Actualmente, el ecosistema de OneCoin consiste en la empresa de criptomonedas OneCoin, la firma de ventas directas OneLife, la compañía orientada a la educación OneAcademy, la fundación de caridad OneWorld Foundation y varios otros productos y servicios. Desde su lanzamiento, OneCoin nunca se ha limitado a una sola industria.

En un ambiente caracterizado por tecnologías avanzadas, soluciones de conectividad y mercados emergentes con valor, los límites de la industria no están tan claros como antes, especialmente cuando se trata de industrias jóvenes e innovadoras. Vemos oportunidades para nuestra empresa en comercio electrónico, innovaciones relacionadas con infraestructura de pagos y sistemas de transferencia de valor, los que actualmente encontramos bastante inadecuados.


Acerca de Ruja Ignatova

Antes de fundar OneCoin, Ruja Ignatova era asociada de  McKinsey & Company y lideró uno de los fondos de gestión de activos más grandes de Bulgaria, CSIF.

Ignatova cuenta con un doctorado de Leyes de la Universidad de Konstanz. 


Acerca de la compañia

OneCoin es una firma de criptomoneda con oficinas en Europa y Asia, y mercados clave en Europa, el sureste de Asia, África y Latinoamérica. OneCoin es también el nombre de su moneda digital, la que emplea criptografía y un proceso llamado explotación o mining