La maraña legal del sector petrolero brasileño

Por
Martes 28 de noviembre, 2017

La apertura del sector brasileño de petróleo y gas ha sido atacada por los sindicatos, que han logrado detener algunos procesos de desinversión de Petrobras e incluso retrasar las recientes rondas licitatorias de contratos de producción compartida para el presal. Paulo Valois, colaborador del estudio jurídico Schmidt Valois, conversa con BNamericas sobre el actual entorno legal y el escenario para 2018.

BNamericas: Las rondas licitatorias del presal realizadas en octubre se retrasaron durante horas a causa de recursos legales. ¿Podría repetirse esta situación en las próximas rondas de contratos de producción compartida?

Valois: Sí, podría. Históricamente, ha sido la tónica en las rondas petroleras de Brasil.

BNamericas: ¿Cuáles fueron los principales argumentos presentados en estos recursos?

Valois: Sostenían que las rondas representaban un grave perjuicio a la propiedad pública, además de presuntas incongruencias de adición en el proceso legislativo sobre el régimen de producción compartida.

BNamericas: ¿Este tipo de reacción es común en otros países?

Valois: Siempre han existido reacciones contra los movimientos de apertura en el mercado upstream, aunque solían ser más fuertes en el pasado. Se ha producido un gran cambio de paradigma en los países más desarrollados debido a los crecientes aportes de otras fuentes en la matriz energética.

BNamericas: ¿Qué se puede hacer para evitar nuevas disputas legales en este ámbito?

Valois: No se puede disuadir a una persona o a una entidad de presentar una demanda. Una medida preventiva pertinente que podría adoptar el Gobierno Federal es llevar a cabo talleres sobre la función de los tribunales con el objetivo de explicar el proceso licitatorio.

BNamericas: Las desinversiones de Petrobras también han sido objeto de medidas cautelares. ¿Cuáles son las principales razones?

Valois: En resumen, apuntan a que el proceso de licitación no está diseñado adecuadamente y que el precio de venta de los activos es demasiado bajo.

BNamericas: ¿Cuál de los actuales recursos judiciales tiene más probabilidades de bloquear permanentemente las desinversiones de la compañía?

Valois: En general, Petrobras debería detener con éxito los juicios que apuntan a detener su programa de desinversión ya en marcha.

BNamericas: ¿Cómo evalúa el actual entorno legal en Brasil?

Valois: Hubo cambios significativos -transformaciones de agua en vino- con la nueva administración de la [entidad reguladora de hidrocarburos] ANP. Se han estado adoptando e implementando varias medidas para asegurar la estabilidad del entorno regulatorio y destrabar nuevas inversiones.

BNamericas: La ANP está a punto de modificar las cláusulas de contenido local para contratos de concesión ya firmados (a partir de la séptima ronda licitatoria en adelante). ¿Esto podría sentar un precedente peligroso y representar inseguridad jurídica?

Valois: Esta es una gran discusión. Por un lado, en primera instancia algunos de los cambios podrían representar un alivio financiero, principalmente para Petrobras. Sin embargo, no podemos perder de vista las posibles incertidumbres regulatorias y legales que afectan las inversiones realizadas por empresas privadas en la cadena de producción local para cumplir con los requisitos de contenido local establecidos originalmente.


Acerca de Paulo Valois

Paulo Valois se graduó de la Universidad Federal de Río de Janeiro y ha obtenido diplomas de posgrado en Derecho Internacional de la Universidad Robert Schuman de Francia y la Universidad Federal de São Paulo, además de una maestría en Negocios Petroleros de la Universidad Federal de Río de Janeiro.


Acerca de la compañia

Schmidt, Valois, Miranda, Ferreira & Agel fue fundada en 2007 por abogados con experiencia académica y profesional en proyectos de recursos naturales e infraestructura en Brasil y en el extranjero.