Índice

Introducción

La banca latinoamericana comenzó este año una recuperación que promete consolidarse en 2018. La aceleración esperada en el crecimiento del PIB en varios países de la región, niveles de cobertura y calidad de la cartera que se mantienen en niveles aceptables, y elevados índices de solvencia y liquidez conforman un escenario propicio para que el sistema financiero recupere el año próximo parte del brillo perdido entre 2014 y 2016.   

Tras una contracción de 0,9% el año pasado, el PIB regional terminaría 2017 con un crecimiento de 1,2%, según estima el Fondo Monetario Internacional (FMI). Ese cambio de tendencia se profundizaría el año próximo con un alza de 1,9%.

Para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la expansión en 2018 será mayor: 2,2%. Ese mejor panorama ya está impulsando un mayor dinamismo de los préstamos. Según un estudio de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), la cartera de crédito a nivel regional creció en junio pasado a una tasa interanual del 1,48%, con lo que dejó atrás las contracciones del 1,06% y 14% registradas en el mismo mes de 2016 y 2015, respectivamente.

Argentina, Bolivia, Costa Rica, Colombia, Ecuador, República Dominicana y Honduras son los países donde los préstamos exhiben mayores alzas. Las expectativas son que Brasil, Perú, Chile y Colombia se sumen en 2018 al listado de la mano de una aceleración del crecimiento en esos países. 

También se espera que la rentabilidad retome su carrera ascendente. Pese al freno en el volumen de créditos, la banca regional ha logrado sostener óptimos niveles de rentabilidad en los últimos años. En junio pasado, la Rentabilidad sobre Activos (ROA) de la banca regional fue de 1,37% y la Rentabilidad sobre el Patrimonio Neto (ROE), de 13,49%. Si se compara con los registros de dos años atrás, hay una caída, pero si el cotejo se hace contra junio de 2016 ya se observan alzas de la rentabilidad en Brasil, Chile, Bolivia, México, Ecuador, Panamá, Paraguay y Uruguay.

Una de las principales razones que sostuvieron niveles adecuados de rentabilidad es que, aún con la debilidad económica y el aumento del desempleo registrado en varios países durante los últimos años, el indicador de la cartera vencida a nivel regional continuó siendo bajo. En junio pasado era del 2,36% de la cartera total.

Con todos esos elementos sobre la mesa, el consenso de las estimaciones anticipa un crecimiento del crédito y de la rentabilidad de la banca para 2018, aunque hay factores de final abierto que tendrán influencia sobre el desempeño del sector. Los resultados de las elecciones presidenciales que se celebrarán en Brasil, México, Colombia y Paraguay, además de las derivaciones posibles de las negociaciones en marcha por el TLCAN y el ritmo que finalmente tendrá el ciclo de alzas en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED, por sus siglas en inglés), son elementos que incidirán, a favor o en contra, sobre la banca.

En el presente informe ofrecemos un panorama de la industria bancaria latinoamericana en 2018, que incluye las principales tendencias en la región, además de un análisis en mayor profundidad de los seis mercados más grandes: México, Brasil, Argentina, Chile, Colombia y Perú.

OBTENGA EL INFORME INTELLIGENCE SERIES

Portada Intelligence Series

Obtenga acceso completo a este informe mensual en profundidad sobre los principales acontecimientos para el desarrollo de negocios en América Latina y descubra las principales tendencias con el análisis de nuestros expertos.

  • Consúltelo en línea (ya sea en dispositivos de escritorio, móviles y tablets) o descárguelo en formato PDF
  • Contenido enriquecido que permite acceder a videos, gráficos dinámicos y enlaces a información relacionada
  • Contenido relacionado: noticias y perfiles de empresas y proyectos
Ir a Reportes Comprar Ahora