Índice

Introducción

Por fin podemos decir que se terminó el extenso congelamiento del gasto en el sector minero de México. La inversión se está recuperando en 2017, tras cuatro años de caídas, y están entrando fondos a áreas clave como la exploración y el desarrollo de proyectos a medida que este descongelamiento se acelera. Las mineras de México desembolsarán US$5.530 millones este año, un 48% más que en 2016 y la cifra más alta desde 2013, según la cámara de la industria Camimex .

La tendencia se refleja en el aumento de la inversión extranjera directa en la minería metálica, que ascendió a US$530 millones en el primer semestre, frente a los US$491 millones del mismo período de 2016 y los US$118 millones negativos del 1S15.

Que las mineras de México estén soltando las riendas es resultado de una renovada confianza en el sector, respaldada principalmente por dos factores. En primer lugar, el repunte en los precios. El oro, la plata y el cobre, que representan tres cuartas partes de la producción minera del país en términos de valor, han recuperado terreno desde que tocaran fondo hacia fines del 2015. El panorama es similar para el zinc y el plomo, que constituyen otro 9%.

Pero los precios más altos son solo una parte de la historia. Las mineras mexicanas han emergido del fondo en mejor pie y más sólidas. Las operaciones que estaban registrando pérdidas fueron revertidas gracias a una agresiva reducción de costos, con mejoras en eficiencia tanto en las minas como en sus oficinas corporativas. Las carteras de proyectos se han acotado, y solo las mejores iniciativas han sobrevivido al corte, mientras que las ventas de activos han ayudado a las grandes empresas a reducir su deuda. Las reducciones de costos, junto con una enorme ayuda de la devaluación del peso, que redujo los costos en términos de dólares estadounidenses, están dando sus frutos en el actual entorno de precios más altos.

Mina Saucito. Crédito: Fresnillo

operaciones rentables y los precios más saludables de las acciones están permitiendo a las empresas reinvertir efectivo en las operaciones y seguir adelante con proyectos de desarrollo, lo que podría generar un crecimiento en la producción en el mediano plazo tras un retroceso en los gastos de capital en los últimos años.

Pero la recuperación sigue siendo frágil. Las perspectivas para los precios de los metales y, a su vez, la confianza de los inversionistas serán fundamentales para que la recuperación cobre fuerza. Las empresas también deben controlar los costos de producción, que comienzan a aumentar lentamente, al tiempo que cambian al modo de crecimiento.

Mientras tanto, hay indicios de que el entorno operacional del país se está deteriorando. Han aumentado las preocupaciones en materia regulatoria, tributaria y de seguridad en los últimos años, lo que significa que México tiene más competencia para la inversión minera que en el pasado.

Inversión minera en México, 2005-2017
[GRAFICO:FIGURA:ID_4673]

OBTENGA EL INFORME INTELLIGENCE SERIES

Portada Intelligence Series

Obtenga acceso completo a este informe mensual en profundidad sobre los principales acontecimientos para el desarrollo de negocios en América Latina y descubra las principales tendencias con el análisis de nuestros expertos.

  • Consúltelo en línea (ya sea en dispositivos de escritorio, móviles y tablets) o descárguelo en formato PDF
  • Contenido enriquecido que permite acceder a videos, gráficos dinámicos y enlaces a información relacionada
  • Contenido relacionado: noticias y perfiles de empresas y proyectos
Ir a Reportes Comprar Ahora