Actividad transaccional latinoamericana supera expectativas en enero-septiembre

Por
Viernes 14 de octubre, 2016

El valor de los acuerdos de fusión y adquisición, capital privado y capital de riesgo en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú registró un aumento interanual de 53% en el tercer trimestre a US$45.848 millones (mn), mientras que el total acumulado en enero-septiembre subió 14% a US$99.050mn, según datos de la firma de investigación Transactional Track Record.

" El mercado ha estado más activo que lo esperado en el comienzo del año. Menos transacciones, pero de un valor substancialmente mayor", dijo Andoni Hernández Bengoa, director del Iberian desk de Demarest Advogados.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

"Los inversores chinos y los fondos soberanos han estado invirtiendo fuertemente en compañías y activos del sector eléctrico y se esperan más operaciones durante lo que resta de año", agregó.

En enero-septiembre hubo 1.460 transacciones, que representan un alza interanual de 1%, con valores divulgados en el caso de 664.

Algunos de los principales acuerdos completados en lo que va del año son la adquisición de CPFL Energia por parte de la china SGCC en una transacción valorizada en US$5.300mn y la venta de la filial brasileña de HSBC a Bradesco por US$5.000mn.

PAÍSES

Argentina fue el país más activo de la región en los primeros nueve meses del año, con un incremento interanual de 346% en el valor de los acuerdos a US$6.972mn en 76 transacciones con valor revelado.

Brasil registró transacciones por US$57.860mn, 45% más que un año antes, gracias a 317 operaciones con importe no confidencial.

El valor de los acuerdos en Chile y Colombia se elevó 184% y 60%, respectivamente, a US$15.573mn y US$9.019mn.

Por otro lado, el importe de las transacciones en México y Perú anotó caídas respectivas de 24% y 39% a US$23.033mn y US$3.784mn.

El sector de servicios financieros y seguros fue el más activo en Argentina, Chile, Colombia y Perú, mientras que el de tecnología registró la mayor actividad en Brasil y los bienes raíces hicieron lo propio en México.