Banco do Brasil deberá recurrir al Gobierno Federal de no reducir costos

Por
Lunes 28 de noviembre, 2016

Paulo Rogério Caffarelli, presidente de Banco do Brasil, aseguró que si la institución financiera no logra reducir sus gastos, tendrá que pedir ayuda al Gobierno Federal en julio de 2017 para cumplir con sus exigencias de capital Basilea III.

"No puedo anticipar que nuestros costos serán como los de Bradesco o Itaú porque tenemos mucha más capilaridad, pero intentaremos reducir [nuestros gastos] al máximo", comentó Caffarelli en una entrevista ofrecida al diario local Folha de S.Paulo.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

El 20 de noviembre el banco anunció un plan de reestructuración que incluye el cierre de 402 sucursales y la reducción de hasta 18.000 empleos por medio de un programa de retiro anticipado. Caffarelli espera ahora que entre 9.000 y 10.000 empleados se acojan al programa, por sobre los 5.000 de 2015. El plan del año pasado entregó un incentivo de siete meses de salario a los empleados adheridos a la iniciativa, en tanto que la de este año ofrecerá el equivalente a un año.

La reducción de personal y sucursales permitiría al banco ahorrar hasta 3.100 millones de reales (US$912mn) en los próximos años.

El titular del banco afirmó que si los 9.000 empleados aceptan jubilarse tempranamente, el ente ahorrará 2.130mn de reales. El monto ahorrado ascendería a 2.232mn de reales si participan 10.000 trabajadores, mientras que en caso de llegar a los 15.000 el total se elevaría a 2.742mn de reales. El cierre de sucursales le permitirá al banco ahorrar otros 750mn de reales.

Caffarelli aseveró también al periódico que el banco no contempla hacer una oferta pública inicial ni por su división de tarjetas de crédito ni por su distribuidora de títulos inmobiliarios.