Bancos brasileños y mexicanos muestran señales positivas de cara a resultados de 3T

Por
Martes 18 de octubre, 2016

Aunque atraviesan ciclos económicos claramente diferentes, existen motivos para esperar positivos resultados de los bancos brasileños y mexicanos en el tercer trimestre, según un estudio del banco suizo UBS.

La entidad observa cuatro señales constructivas emergentes en los bancos de gran y pequeña capitalización de Brasil. Mientras tanto, los bancos mexicanos parecen enfrentar un escenario macroeconómico cada vez más complicado, debido a sólidos fundamentos y un excelente crecimiento crediticio, según la información.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Concretamente, Brasil registra "una inflexión de los indicadores macroeconómicos, avances en las reformas estructurales, positivas utilidades gracias al máximo de provisiones y la creciente importancia de los bancos locales debido a su tamaño, liquidez y oportunidades de inversión".

UBS considera que el crecimiento del PIB llegará a 1,0% en 2017, frente a la contracción de 3,3% prevista para este año. El banco anticipa además un descenso de la inflación, que debiera cerrar el próximo año en 5,1% respecto de 7,0% proyectado para 2016.

Los bancos de Brasil experimentan un momento crucial en la cartera vencida, que "probablemente alcanzará su nivel máximo a fines de 2016 o comienzos de 2017".

El Congreso brasileño avanza en cuanto a topes del gasto público y se esfuerza por hacer frente a sus problemas fiscales mediante reformas, las que debieran aprobarse para fin de año. Más adelante, las próximas reformas debieran enfocarse en las pensiones.

Las instituciones financieras brasileñas están subiendo también las tasas de interés más rápido que el Banco Central, lo que favorece sus resultados.

Por otro lado, UBS analizó tres bancos mexicanos de gran capitalización ante la proximidad de la temporada de resultados del 3T16. La firma proyecta crecimientos interanuales de 22,9%, 14,4% y 16,8% en las utilidades netas de Inbursa, Santander México y Banorte, respectivamente.

"Pese a las decepcionantes tendencias macroeconómicas, los fundamentos bancarios en México siguen siendo sólidos, con un crecimiento crediticio a nivel de sistema que pasó de 8,2% en octubre de 2014 a 13,5% en agosto de 2016 y una saludable cartera vencida, que bajó 53 puntos básicos en la comparación interanual", consigna el reporte.

El crecimiento del PIB mexicano muestra señales de debilidad y los riesgos para la inflación exhiben deterioro, según se desprende de las minutas de la reunión de septiembre del Banco Central.

"Las mayores tasas de política (que subieron 175 puntos básicos desde diciembre de 2015) debieran impulsar el margen de interés neto y apuntalar las ganancias. Esperamos que los grandes bancos mexicanos reporten otro sólido trimestre como reflejo de un elevado crecimiento crediticio, márgenes de interés neto estables y una calidad de activos bajo control", señaló UBS.

El reporte arroja un crecimiento crediticio interanual de 12,8% para los bancos mexicanos en el 3T16, superior al 12,7% del 2T16.

UBS observa además cierta fortaleza en los bancos mexicanos de pequeña capitalización, "como reflejo del buen crecimiento crediticio, la estabilidad de los márgenes y la calidad de los activos". En la muestra de tres bancos pequeños, la entidad proyecta un aumento interanual de 14,6% en las utilidades netas del 3T16.

Por otro lado, anticipa deterioro en las relaciones costo/ingreso, que subirán "45 puntos básicos en forma trimestral", así como una disminución intertrimestral de 22,7% (o -305 puntos básicos) en los ratios de ROE.