Hacienda mexicana mantiene pronósticos para 2017

- Miércoles 30 de noviembre, 2016

Hacienda mexicana mantiene pronósticos para 2017

El secretario de Hacienda de México, José Antonio Meade, defendió la proyección de crecimiento de 2-3% hecha por el gobierno para 2017, pese a una serie de menores pronósticos del Banco Central, expertos del sector privado, agencias calificadoras y ONG tras la incertidumbre provocada por la victoria de Donald Trump y la probabilidad de políticas comerciales proteccionistas en EE.UU. a contar del próximo año.

La última revisión a la baja se produjo el lunes, cuando la OCDE decidió bajar la proyección de PIB 2017 a 2,3% frente al 3% anticipado en junio.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

El cambio acerca la estimación del organismo al pronóstico del FMI, que en la consulta del Artículo IV con el país decidió disminuirlo a 2,2% con respecto al 2,3% vaticinado a principios de octubre. El Banco Central recortó incluso más sus proyecciones la semana pasada, al pasar de 2,0-3,0% a 1,5-2,5%.

Al respaldar el 2-3%, la estimación del secretario de gobierno supera por amplio margen estos y otros pronósticos de analistas del sector privado, que en promedio se acercan a 1,7-1,9%.

El punto medio de 2,5% de Hacienda ha generado críticas por ser demasiado optimista. "El primer elemento que es importante recalcar es que nosotros no hacemos pronósticos, nosotros recogemos los pronósticos del mercado, los reflejamos en los documentos de criterio y lo que hacemos después es revisar si pensamos que tenemos condiciones para darle soporte al paquete económico, o si tendríamos que hacerle ajustes", dijo Meade el martes en un evento de empresarios.

Pese a los comentarios, la Secretaría de Hacienda entrega algunas actualizaciones a sus estimaciones de crecimiento, la más importante de las cuales se relaciona con la propuesta presupuestaria del gobierno, presentada en septiembre con el rango objetivo de 2-3% para 2017.

Ese presupuesto, aprobado por el Congreso, apuntaba a reducir el gasto, recortando 240.000 millones de pesos (US$11.600mn) del nivel fijado para 2016 con el fin de alcanzar el primer superávit primario desde 2008.

"Nosotros pensamos que sí seremos capaces de cumplir nuestro objetivo, el superávit primario y darles soporte a los programas que vienen reflejados en el presupuesto", señaló Meade.

Consultado sobre el efecto Trump en un evento político el fin de semana, respondió que el gobierno envía señales de certeza en la medida de lo posible y apuntó al sólido paquete presupuestario y los esfuerzos para trabajar con los distintos sectores que podrían verse afectados para fortalecer dichas áreas de la economía.

Meade subrayó que el presupuesto contempla mecanismos para hacer frente a la vulnerabilidad actual y añadió que existen los elementos necesarios para ejecutar el presupuesto aprobado. "Reconocemos que hay riesgos a la baja de crecimiento, no solamente en México sino en el mundo", dijo.

Al preguntársele sobre una posible disminución de la inversión en 2017, Meade respondió: "Es uno de los riesgos; estamos buscando, dentro de los espacios que ofrecen las reformas, anclar procesos de inversión".

"De ahí la importancia del plan de negocios de Pemex, de la Red Compartida, del [nuevo] aeropuerto [de Ciudad de México], todos ellos proyectos de inversión que no están sujetos a incertidumbre y que nos van a ayudar a que mantengamos dinamismo hacia adelante", concluyó.