OEA abre debate sobre acción contra Nicaragua

Por
Lunes 14 de enero, 2019

Nicaragua está cada vez más cerca de perder importante ayuda extranjera después de que el Consejo Permanente de la OEA iniciara el proceso para invocar el Artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana contra el país.

El Artículo 20 es una cláusula de emergencia que puede activarse cuando un Estado miembro produce una alteración del orden constitucional que daña gravemente las instituciones democráticas de la nación.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

La solicitud inicial del secretario general de la OEA, Luis Almagro, llegó a principios de este mes, luego de que el gobierno del presidente Daniel Ortega decidiera en diciembre suspender la presencia del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua en el país y las visitas del Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Si el consejo votara a favor de aprobar la acción, Ortega perdería de inmediato todo acceso a las fuentes de financiamiento del BID y del Banco Mundial, lo que podría afectar unos US$105mn destinados a distribución este año.

Almagro apuntó el viernes a las violaciones a los derechos humanos denunciadas por la CIDH, que representaron al menos 325 muertes, más de 2.000 heridos, 550 arrestados y procesados, 300 profesionales de la salud despedidos y más de 80 estudiantes universitarios expulsados como saldo de las protestas que comenzaron en abril.

"Es evidente que la crisis en Nicaragua afecta a todos los elementos de la democracia representativa", dijo Almagro. "Ante esta situación, la única salida es el regreso a las urnas, para permitir que el pueblo soberano exprese su voluntad".

Almagro denunció además las acciones de Ortega para impedir la independencia de poderes y la participación política de los partidos de oposición.

En defensa del gobierno, el canciller nicaragüense, Denis Moncada, acusó a Almagro de apoyar un esfuerzo de EE.UU. para derrocar a Ortega y manifestó que la sesión del consejo del viernes fue "ilegal e improcedente" porque se realizó pese a que el Gobierno de Nicaragua no la había aprobado. Aparte de Moncada, solo los representantes de Venezuela y Bolivia hablaron a favor de Nicaragua.

Varias delegaciones agradecieron a Almagro por su informe y expresaron su apoyo a la activación del artículo; sin embargo, no se sometió a votación ninguna iniciativa diplomática específica, ni se fijó una fecha para continuar el debate sobre Nicaragua.

"Hoy hemos dado inicio al proceso contemplado en el Artículo 20 para realizar una apreciación colectiva", dijo la embajadora argentina Paula Bertol. El servicio noticioso de la OEA, indicó por su parte que el Consejo Permanente seguiría con su análisis antes de avanzar hacia una votación.

Si las acciones previstas en el Artículo 20 se adoptaran sin éxito, el Consejo Permanente de la OEA podría presentar el caso ante la Asamblea General, o una reunión de cancilleres, que podrían optar por suspender el país de la organización. Para ello se requieren los votos de 24 de los 34 Estados miembros.

"Hoy es un mal día para el gobierno de Ortega porque esta sesión del Consejo Permanente era imprescindible para activar el Artículo 20", dijo el director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, citado por el medio regional El Economista.