Venezuela entra en hiperinflación en medio de temores de creciente escasez

Por
Jueves 07 de diciembre, 2017

Los precios al consumidor de Venezuela han subido 1.369% este año mientras la economía se precipita oficialmente hacia la hiperinflación.

La tasa de inflación mensual subió a 56,7% en noviembre y va camino a superar el 2.000% anual en 2017, según un comunicado de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

"Es una cifra récord por ser la inflación más alta de la historia de Venezuela y del mundo en este momento", indicó el ente legislativo.

La Asamblea Nacional comenzó a publicar sus propios datos de inflación luego de que el Banco Central dejara de publicar las cifras oficiales el año pasado en medio de la peor recesión registrada en la nación miembro de la OPEP.

Los analistas atribuyen la rampante inflación de Venezuela a la disminución de los ingresos del petróleo, los estrictos controles de divisas y la imprudente impresión de dinero que ha vuelto casi inservible la moneda local.

Los economistas por lo general coinciden en un aumento mensual de 50% en los precios al consumidor como umbral para la hiperinflación.

La Asamblea Nacional advirtió que la tendencia conduciría a "un mayor empobrecimiento del pueblo venezolano, dificultades para adquirir los alimentos, desconcierto de los consumidores ante el incremento diario de los productos y la búsqueda de medios alternativos para realizar las transacciones".

En octubre el FMI señaló que la tasa de inflación de Venezuela llegaría a 2.349% en 2018, la más alta de cualquier país en su base de datos.

El PIB se contraería 6% el año próximo, luego de retroceder 12% en 2017, arrastrado por una crisis política cada vez más profunda, indicó el organismo multilateral en su informe Perspectivas de la Economía Mundial.

ESPIRAL DESCENDENTE

Mientras tanto, la firma londinense BMI Research precisó que la crisis macroeconómica de Venezuela seguiría afectando al segmento de servicios bancarios y financieros "en el futuro previsible".

"Las tasas de interés real profundamente negativas, la caída de los depósitos y la baja confianza en el sector presentarán vientos en contra hasta que se hagan cambios significativos en las políticas de Venezuela", señaló la división de investigación de Fitch en una nota a clientes.

"Esperamos que el sector de servicios bancarios y financieros de Venezuela siga siendo el más débil de América Latina en los próximos trimestres, producto de la espiral descendente de la economía, la intervención regular del gobierno y la falta de transparencia. El sector prácticamente ha dejado de funcionar, mientras tasas de interés real profundamente negativas y la falta de oportunidades de inversión en el país le impiden asignar capital de manera eficiente en la economía", agregó.

En noticias relacionadas, el recién nombrado ministro de Petróleo de Venezuela, mayor general Manuel Quevedo, dijo el jueves que la petrolera estatal PDVSA tenía como objetivo aumentar la producción en 1 millón de barriles diarios luego de un nuevo plan de reestructuración.

El funcionario no proporcionó detalles sobre cómo se financiaría el incremento ni de dónde vendría la producción adicional.

Quevedo reemplazó a Nelson Martínez como titular de PDVSA y a Eulogio del Pino como ministro de Petróleo el 28 de noviembre, fortaleciendo la creciente influencia militar en la administración del presidente Nicolás Maduro.

Martínez y Del Pino fueron arrestados tres días después como parte de la purga de funcionarios del sector petrolero realizada por el gobierno por presunto soborno.