Hidroeléctrica brasileña de 8GW sigue en etapa de planificación

Por
Jueves 01 de diciembre, 2016

El conglomerado eléctrico brasileño Eletrobras dio luces de revivir el estancado proyecto hidroeléctrico de 8GW São Luiz do Tapajós, previsto para la selva amazónica.

Sin embargo, cualquier decisión de resucitar la obra, uno de los proyectos de generación más grandes de América Latina, no se tomaría antes de seis años, según el presidente ejecutivo de Eletrobras, Wilson Ferreira.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

"Estamos analizando varios proyectos más allá de 2022 y entre los principales está Tapajós, todo con miras a aprovechar nuestra capacidad hidroeléctrica", indicó Ferreira el jueves en un evento en Río de Janeiro.

El ejecutivo realizó los comentarios cuatro meses después de que el regulador ambiental brasileño rechazara el permiso solicitado para la planta ante la férrea oposición de ambientalistas y habitantes de la zona.

Vea los principales proyectos hidroeléctricos brasileños en etapa temprana:

Según el Ministerio Público, la planta destruiría tres comunidades indígenas cerca del poblado de Itaituba, en el norteño estado de Pará.

La fundación indígena local Funai señaló que los hogares de más de 10.000 nativos Munduruku quedarían en riesgo si se aprueban las obras.

Los comentarios de Ferreira fueron respaldados por Luiz Barroso, presidente de la agencia de planificación energética EPE, quien indicó que los planes brasileños para el largo plazo aún pueden incluir grandes represas hidroeléctricas.

"Vamos a sostener una discusión con la sociedad y, una vez más, vamos a colocar las centrales hidroeléctricas en la etapa de planificación para que podamos tomar una decisión pragmática", explicó Barroso. "Si es posible construir centrales hidroeléctricas, lo haremos. Si no, buscaremos alternativas y seguiremos adelante".

Con un requerimiento de inversión estimado en 30.000 millones de reales (US$8.700mn), São Luiz do Tapajós es la pieza fundamental del megacomplejo hidroeléctrico de 11GW, propuesto para los ríos Tapajós y Jamanxim.

El gobierno suspendió la licitación para construir la usina en 2014 y exigió nuevos estudios ambientales y de impacto social.

Eletrobras lidera el consorcio encargado del proyecto, en el cual participan también EDF, Camargo Corrêa, Cemig, Copel, Engie, Endesa y Neoenergia.

[GRAFICO:FIGURA:ID_626]