Riesgo de infraestructura en México subiría en 2017 por administración Trump

Por
Jueves 01 de diciembre, 2016

Los riesgos podrían crecer el próximo año para el sector de infraestructura en México, de acuerdo con una proyección del segmento para 2017 publicada el jueves por la agencia calificadora internacional Fitch.

Pese a que la calificación crediticia general de los activos de infraestructura del país se mantendrá estable, factores como la presidencia de Donald Trump en EE.UU. podrían afectar negativamente el rendimiento de distintas áreas del sector.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Según Fitch, el segmento mexicano de transportes podría verse afectado por el posible aumento del proteccionismo comercial en EE.UU. a pesar de su amplia liquidez y estructuras de deuda flexibles.

Fitch redujo su proyección de crecimiento de México para 2017 a 1,7% frente al 2,6% estimado en septiembre por la victoria de Trump. La calificadora indicó que la incertidumbre sobre las posibles políticas que adoptará Trump respecto del TLCAN, las remesas de inmigrantes y la construcción de un muro en la frontera de ambos países podrían dañar las posibilidades de inversión internacionales del país.

Fitch prevé que la volatilidad del peso mexicano, alentada por algunas de las declaraciones de Trump durante su campaña, se mantendrá el próximo año.

El incremento del tráfico en los peajes mexicanos, más robusto este año a raíz de la construcción de grandes proyectos como fábricas de automóviles en Puebla y Nuevo León y la expansión del puerto de Veracruz, también sentiría el impacto de la debilitación de la economía que se espera para el próximo año, consigna el informe.

Los grupos a cargo de vías de peaje que podrían resultar más afectados por el aumento del proteccionismo comercial estadounidense son los que atienden zonas fronterizas, como Autopistas del Estado de Chihuahua y Concesionaria Autopista Monterrey-Saltillo, además de los que operan vías que conectan las regiones que más dependen de la industria automotriz, como Grupo Autopistas Nacionales, Red de Carreteras de Occidente y Vías Concesionadas de Oriente.

El sector aeroportuario mexicano también se resentiría, no solo a causa de la capacidad limitada del aeropuerto internacional de Ciudad de México existente, sino también por la disminución de volumen de tráfico derivado de la situación económica negativa del país.

Tras la elección de Donald Trump como presidente de EE.UU, organizaciones internacionales como el FMI y diversas agencias calificadoras e instituciones bancarias disminuyeron sus estimaciones para el crecimiento de México en 2017. Durante la campaña de Trump, algunos funcionarios mexicanos de alto nivel señalaron que de ganar el candidato republicano se desataría un huracán en la economía del país.