Temer promulga ley para el presal brasileño

Por
Miércoles 30 de noviembre, 2016

El presidente de Brasil, Michel Temer, promulgó una ley que elimina las restricciones a los operadores privados en campos petroleros de aguas ultra profundas.

La legislación, aprobada por la Cámara Baja este mes, exime a la petrolera estatal Petrobras de la obligación de mantener como mínimo una participación operativa de 30% en proyectos presalinos en las cuencas Santos y Campos.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

"Esto beneficiará al país al admitir nuevos inversionistas", asegura Temer en un comunicado. "La medida acelerará el acceso a nuestras riquezas [del presal].

"Las empresas que ya son socias de Petrobras tendrán libertad [de explotar los campos presalinos] más rápidamente".

Según la nueva normativa, la energética nacional tendrá derecho a participar -como operador o en otra calidad- en las áreas presalinas que decida, explica el gobierno.

Vea los cinco principales campos del presal brasileño

Además de sobrellevar la mayor deuda de la industria petrolera, Petrobras se ha visto golpeada por un escándalo de corrupción que terminó con varios exempleados en la cárcel y con su categoría crediticia rebajada por las agencias calificadoras.

Ubicada frente a las costas surorientales brasileñas, la capa del presal se ubica a unos 7km de profundidad en el lecho del atlántico.

Según un estudio de Universidade Estadual do Rio de Janeiro, el área contendría reservas recuperables de más de 176.000 millones de barriles equivalentes de petróleo.

[GRAFICO:FIGURA:ID_4345]

LICITACIONES

Las nuevas reglas entrarán en vigencia en la segunda subasta brasileña de áreas presalinas, programada para la segunda mitad del año próximo.

El regulador local de hidrocarburos, ANP, ya había indicado que la subasta incluirá las llamadas áreas unificadas, que se superponen con los límites de concesiones vigentes.

Estas se ubican contiguas a los campos Carcará, Sapinhoá y Tartaruga Verde, operados por Petrobras, y al campo Gato do Mato, operado por Shell.

Según el Instituto Brasileño del Petróleo, demandarán inversiones de US$120.000 millones (mn).

Además, Brasil realizará su decimocuarta ronda de licencias de petróleo y gas y una licitación de áreas inactivas en el segundo semestre de 2017.

CONTENIDO LOCAL

Por otra parte, el ministro de Minas y Energía, Fernando Coelho Filho, indicó que el gobierno estaba trabajando para "refinar" las leyes de contenido local, que limitan la participación de empresas extranjeras en la cadena de suministro de hidrocarburos de Brasil.

Desde hace tiempo los observadores de la industria señalaban que las normas vigentes restaban competitividad al sector upstream brasileño y daban ventaja a Petrobras.

"Queremos una discusión sincera y abierta sobre el contenido local", precisó Coelho. "Estamos viendo una oportunidad que permitirá que la industria nacional sea proveedora no solo de Petrobras, sino de las mejores empresas petroleras del mundo [...], además de beneficiar los intereses de la industria [local] de maquinaria y equipos".

En la actualidad el gobierno exige un 37-80% de bienes y servicios locales en los contratos de exploración petrolera, y un 55-85% en los contratos de desarrollo.

Los requisitos son más bajos para bloques de aguas profundas que para bloques terrestres.

CONTENIDO RELACIONADO Las oportunidades que ofrece el presal brasileño después de la crisis