Victoria de Trump siembra dudas sobre cooperación energética entre México y EE.UU.

Por
Jueves 10 de noviembre, 2016

Dada la retórica antimexicana y las amenazas de desmantelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) emitidas durante su campaña, la elección de Donald Trump como presidente de EE.UU. plantea interrogantes al sur de la frontera respecto del futuro de las relaciones bilaterales.

"La victoria de Trump incrementa la incertidumbre económica para México y podría sumar riesgos a la baja para su crecimiento económico", señaló Fitch en una nota, en la que también resalta las declaraciones de Trump que fomentan un aumento del proteccionismo comercial (incluida la posible renegociación o eliminación del TLCAN).

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Uno de los sectores que podría recibir el mayor impacto del triunfo del candidato republicano es la energía.

Tras haber sostenido que el concepto de calentamiento global fue creado por los chinos para anular la competitividad de la industria manufacturera estadounidense, la postura de no creer en el cambio climático de Trump podría significar que durante su presidencia se produzca una regresión en las políticas adoptadas durante la administración de Obama, como el acuerdo al que llegaron EE.UU., México y Canadá en junio de este año para generar 50% de su electricidad con fuentes limpias de aquí a 2025, por sobre el actual 37%.

El plan contempla apoyo para líneas de transmisión transfronterizas, además de infraestructura para energías renovables, algo que podría verse obstaculizado si la polémica promesa de Trump de construir un muro fronterizo se materializa.

La eliminación del TLCAN perjudicaría las exportaciones de ambos países, que en su mayoría, no pagan derechos arancelarios. Sin embargo, México podría sacar provecho de tal escenario si la medida contribuyera a respaldar la industria local, mientras que los exportadores se beneficiarían de la debilidad del peso. La moneda perdió terreno frente al dólar la noche de la elección y traspasó el umbral de 20 pesos por primera vez.

La incertidumbre sigue siendo clave en momentos en que los actores y analistas del sector energético asimilan el resultado de los comicios.

"Dicha inseguridad podría derivar en que la eléctrica estatal, CFE, y la economía mexicana se ajusten el cinturón y aumenten su aversión al riesgo", afirmó a BNamericas Don Walter, presidente ejecutivo de la firma estadounidense Sonora Energy Group.

"Si México juega sus cartas con sabiduría, puede usar la situación para ampliar los mercados para los productos mexicanos y crecer con más fuerza, sobre todo en el sector energético", comentó el ejecutivo.

Trump también podría desbaratar las incipientes negociaciones con México y Cuba relativas al denominado Polígono Occidental y las reservas de hidrocarburos que se encuentran donde se sobreponen las zonas económicas de las tres naciones en el golfo de México. Los delegados de los tres países se reunieron en octubre con la intención de delinear un límite marino.

"No hay cómo detener a Trump en su afán por revertir los acuerdos logrados con otros países", manifestó Manan Parikh, analista del segmento solar de GTM Research en Boston.

"En el contexto de México, con respecto a las relaciones diplomáticas y a la estrategia energética estadounidense, y con México atravesando una transición en la materia, ¿qué papel jugará EE.UU. ahora en el mercado? Tendremos que esperar para ver si el país del norte encabeza el grupo o decide tomar un camino independiente", aseveró.