Arranca dragado para nuevo puerto mexicano

Por
Martes 29 de noviembre, 2016

El fin de semana comenzaron las obras de dragado para el nuevo puerto de Veracruz, en la zona este de México, anunció la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en un comunicado.

Los trabajos de dragado llegarán a una profundidad de 16m a fin de albergar grandes buques de última generación.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

El costo de las obras alcanzará los 1.247 millones de pesos (US$60,4mn), monto que cancelará el consorcio HPH-ICAVE como resultado del acuerdo que el grupo firmó con la autoridad del puerto en 2007.

Durante el lanzamiento de los trabajos, Guillermo Ruiz de Teresa, coordinador de puertos y marina mercante de la SCT, señaló que la compañía acordó financiar las obras de dragado y otros gastos como condición para poder reubicar la terminal de contenedores que el grupo posee, del puerto actual al nuevo. Las autoridades asesoraron al grupo durante el proceso licitatorio de los trabajos con la intención de encontrar la solución más asequible, según el comunicado.

De acuerdo con Ruiz, el proyecto ejemplifica la forma en que la inversión privada puede reemplazar el gasto público en períodos de déficit presupuestario.

El material obtenido del dragado se utilizará para rellenar las 60ha en donde se ubicarán las cinco nuevas terminales que forman parte del proyecto de ampliación.

Según Ruiz, los concursos por la construcción de cuatro de las nuevas terminales se lanzarán en la primera semana de diciembre. Añadió que el gobierno espera que el nuevo puerto inicie sus operaciones a mediados de 2018.

El aviso de registro previo para las subastas por la construcción de una terminal de fluidos, otra multipropósito y una tercera de granel agrícola y mineral, fue publicado en el Diario Oficial del país a fines de agosto.

El proyecto de ampliación del puerto demandará 30.000mn de pesos (US$1.610mn), de los cuales el 80% provendrá de fondos privados. Una vez concluidas las obras, la capacidad del puerto de movilizar carga crecerá de 22 millones de toneladas anuales (Mt/a) a 60Mt/a en una primera etapa y a 95Mt/a hacia 2030 cuando finalice la segunda etapa.