Más de 40% de los proyectos de infraestructura de Colombia enfrentan retrasos

Por
Martes 08 de enero, 2019

De los 94 proyectos de infraestructura que manejan las agencias gubernamentales de Colombia, el 41% enfrenta retrasos significativos, lo que obligará a poner término a algunos contratos y a buscar financiamiento para otros.

De acuerdo con la plataforma gubernamental de gestión de infraestructura GPI, que da seguimiento a todos los proyectos de infraestructura que administran agencias gubernamentales como ANI, Invías, Cormagdalena y Aerocivil, algunas iniciativas que debían estar terminadas a fines de 2018 no han mostrado mayores progresos.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Uno de los proyectos más importantes en la base de datos es el nuevo puente Pumarejo, que registra un 71% de avance y debía estar terminado el 31 de diciembre. En noviembre, el titular de Invías, Juan Esteban Gil, indicó que el gobierno está trabajando para conseguir 840.000mn de pesos (US$264mn) a fin de concluir proyectos estratégicos como este.

El primer tramo de la Ruta del Sol también está retrasado. Hasta el momento, registra un avance de 78% que contrasta con el 84% programado para fin de año. En el tercer tramo de la carretera, el 30% de las obras está completo, pero se había previsto un 58% para fines de 2018.

En el caso del programa de vialidad 4G, luego de los problemas financieros de la concesionaria Aliadas para el Progreso, la autopista de 3bn de pesos Santana-Mocoa-Neiva solo registra un 5,2% de avance. En estos momentos el gobierno está en busca de un nuevo contratista.

El viceministro de infraestructura, Manuel Gutiérrez, declaró al diario Portafolio que algunos de los proyectos retrasados han comenzado a avanzar.

Añadió que el gobierno conformará una "sala de reactivación" para proyectos como el puente Pumarejo, similar a la "sala de crisis" establecida el año pasado para acelerar las autopistas 4G.

Este mecanismo se ocuparía principalmente de los retrasos asociados a licencias ambientales, adquisición de terrenos y grupos de oposición local.

Este año, la cartera de GPI se abultará aún más con el ingreso de iniciativas como el nuevo aeropuerto de Bogotá y la expansión del aeropuerto de Cartagena, ambas manejadas por la ANI.

En tanto, el gobierno acusa a la administración anterior, que dejó el cargo en agosto, de no dejar fondos suficientes para programas de infraestructura.