América Móvil compraría participaciones de Oi si estuvieran a la venta

- Miércoles 19 de octubre, 2016

América Móvil compraría participaciones de Oi si estuvieran a la venta

América Móvil podría comprar activos del aproblemado operador brasileño de telecomunicaciones Oi si fracasa la reestructuración y el carrier opta por vender unidades como su negocio móvil y redes de fibra, indicó José Felix (en la foto), presidente del grupo mexicano en Brasil.

Oi solicitó protección contra quiebra el 20 de junio, en el que es considerado el caso de quiebra más grande de la historia de Brasil. El proceso contempla alrededor de 65.400 millones de reales (US$20.600mn) en bonos, otra deuda financiera y pasivos relacionados.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

En conversación con la prensa en la conferencia Futurecom en São Paulo, Felix enfatizó, no obstante, que actualmente no hay negociaciones u ofertas en la mesa entre América Móvil y Oi.

El presidente ejecutivo de América Móvil, Daniel Hajj, ya había manifestado una posición similar en evaluaciones anteriores para inversionistas, analistas y prensa brasileña.

Consultado por BNamericas sobre cuál podría ser el principal atractivo de Oi para su empresa, Felix indicó que la filial Claro Brasil "estaría feliz de recibir los clientes móviles de Oi".

El ejecutivo también mencionó como un activo atractivo a las redes de fibra que pertenecen a Oi en el estado de São Paulo. Tanto los negocios de fibra como el móvil estaban incluidos como potenciales activos para venta en el plan que Oi presentó a los acreedores.

DIVERSOS PROBLEMAS DE OI

Durante un panel con presidentes ejecutivos de los principales operadores brasileños, junto con representantes del regulador Anatel y del Ministerio de TIC, el presidente ejecutivo de Oi, Marco Schroeder, señaló que estaba optimista de que el carrier saldrá de su crisis de deuda.

La difícil situación de Oi se generó por una combinación de mala gestión, problemas operacionales, macroeconomía y regulación, indicó el ejecutivo.

"Hay algunos puntos sin resolver con acreedores financieros, pero llegaremos a eso", señaló Schroeder, con respecto a las negociaciones con acreedores.

Posteriormente, Schroeder dijo a la prensa que no cree que Oi vaya a vender activos en Brasil.

André Borges, secretario de telecomunicaciones del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicaciones, indicó que Oi "debiera mantenerse en el mercado".

El banco brasileño de desarrollo BNDES es un importante accionista en Oi, lo que pone al gobierno en la cuestionable posición de ser un creador de políticas y al mismo tiempo un acreedor.

Junto con Anatel y los tenedores de bonos de Oi, el ministerio creó una fuerza de trabajo para monitorear la situación de la empresa. Sin embargo, Borges descartó cualquier rescate y también desmintió los rumores de que la estatal Telebras pudiera asumir las operaciones de Oi.

Juarez Quadros, presidente de Anatel, dijo a BNamericas que una intervención de Oi no puede descartarse debido al mandato del regulador. Aparte de BNDES y acreedores del sector privado, Oi también adeuda miles de millones de reales a Anatel en la forma de multas impagas y créditos.