Uber en Brasil: Una historia de dos ciudades

Por
Miércoles 30 de noviembre, 2016

Dos ciudades brasileñas, dos enfoques completamente distintos.

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, promulgó esta semana una ley que impide la operación de servicios privados de transporte como Uber. La legislación señala que solo los taxis registrados pueden recibir pago por transportar pasajeros. Hasta ahora los servicios como Uber podían funcionar gracias a una medida cautelar.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Por su parte, el municipio de São Paulo podrá monitorear y regular el número de automóviles que trabajan con aplicaciones de transporte como Uber, Cabify, Easy y 99POP a través de una plataforma en línea desarrollada por el Banco Mundial. Los conductores descargarán una aplicación, disponible inicialmente en Android, que transmitirá información sobre sus viajes.

Las cuatro plataformas pueden operar en la ciudad más grande del país luego de que el alcalde Fernando Haddad emitiera un decreto que invalida los intentos de los concejales de prohibir Uber. A cambio, las aplicaciones de transporte compartido pagarán una tarifa por utilizar vías públicas, aunque Uber obtuvo la acogida de un recurso judicial a fin de no cancelar dicho arancel.

La plataforma normativa será implementada por SP Negócios, una compañía municipal a cargo de atraer inversión. Se espera que la herramienta comience a operar este año, según informes de la prensa local.