BAJO LA LUPA: Las dificultades que enfrenta Odebrecht este mes

Por
Lunes 17 de octubre, 2016

El mayor grupo de ingeniería de Latinoamérica, Odebrecht, ha sido protagonista de una serie de titulares negativos desde comienzos de mes en momentos en que intenta recuperarse de las secuelas derivadas de una serie de investigaciones de corrupción y una persistente recesión.

Durante la primera semana del mes, fiscales de São Paulo abrieron tres líneas de investigación contra el "departamento de sobornos" de la constructora, descubierto durante la operación de la Policía Federal Lava Jato (Lavado de Autos).

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Esta rama de la empresa efectuaba pagos ilícitos en obras repartidas por el país, incluidos los contratos celebrados con el metro de São Paulo, CMSP; la firma estatal de transporte urbano EMTU; y el municipio de São Paulo. Entre los contactos en la mira de las autoridades están los relacionados con las obras en las líneas de metro 2 y 4.

Además, la semana pasada se presentaron nuevas acusaciones contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y Marcelo Odebrecht, extitular de la firma de construcción ya sentenciado por otras causas.


De acuerdo con las autoridades, Lula usó su influencia para obtener préstamos del banco brasileño de desarrollo BNDES en beneficio de proyectos de Odebrecht en Angola entre 2008 -cuando era mandatario- y 2015. A cambio, la constructora le habría pagado a él y otros individuos 30 millones de reales (US$9,33mn) en sobornos.


Por su parte, BNDES suspendió temporalmente financiamiento por US$7.000 millones para proyectos de exportación de varias firmas envueltas en el escándalo de corrupción Lava Jato. Además de Odebrecht, otras firmas bajo la lupa son OAS, Andrade Gutierrez, Queiroz Galvão y Camargo Corrêa.


CONTRATOS DE RÍO

Dos consorcios liderados por Odebrecht en la ciudad de Río de Janeiro buscan poner fin a sus contratos de concesión. Uno corresponde a la operación del estadio de fútbol Maracaná y el otro a la gestión del aeropuerto internacional de Galeão.


De acuerdo con el grupo, los cambios al acuerdo original han perjudicado la rentabilidad del recinto deportivo, y los problemas de financiamiento y otras dificultades han afectado los negocios en el aeropuerto. Este año el grupo no efectuó a tiempo los pagos de concesión de ambos contratos.

Estadio Maracaná. Fuente: Gobierno Federal de Brasil.

Pese a que Odebrecht se alió con la firma estadounidense de entretenimiento deportivo AEG, dueña de una participación de 5% en la concesión del recinto, su socio en el aeropuerto es el operador singapurense Changi ,que controla una cuota de 40% del contrato.


En lugar de cancelar los convenios, Odebrecht y otras concesionarias harán lo imposible por mantener sus contratos, de acuerdo con el experto en logística Paulo Resende.


"Aunque las concesionarias brasileñas se han visto afectadas por la crisis económica, ya ha comenzado una recuperación y los inversionistas saben que la demanda aumentará en el corto plazo", señaló Resende a BNamericas.


En la actualidad, mantener concesiones durante este período de recesión o asociarse con las concesionarias actuales parece ser la mejor alternativa a mediano y largo plazo, manifestó el especialista, quien es profesor y coordinador del núcleo de infraestructura y logística de la escuela local de negocios Fundação Dom Cabral.