Operator Series: Cemex busca oportunidades de crecimiento en América Latina

Por
Jueves 30 de noviembre, 2017

Este año ha sido estable para el proveedor mexicano de materiales de construcción Cemex. El enfoque de la compañía en reducir la deuda mediante la desinversión de activos no esenciales ha dado forma a la mayoría de sus decisiones comerciales. Las condiciones favorables en gran parte de los mercados donde opera también han contribuido al sólido desempeño financiero que la firma ha disfrutado este año.

Desde el 1 de enero de 2016, las operaciones de Cemex se reorganizaron en base a cinco regiones geográficas, cada una dirigida por su propio presidente ejecutivo: México; EE.UU.; Europa; Sudamérica, Centroamérica y el Caribe; y Asia, Medio Oriente y África.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Si bien la mayoría de las actividades globales del tercer mayor productor de cemento del mundo se centra en Norteamérica y Europa, la importancia que la empresa ha otorgado a otras regiones, particularmente a América Latina, ha sido evidente en las transacciones comerciales recientes.

Distribución de ventas de Cemex. Fuente: Cemex.

¿QUÉ REPRESENTA AMÉRICA LATINA PARA CEMEX?

México, por supuesto, es uno de los mercados más importantes para la compañía. Las operaciones de la empresa en el país representan aproximadamente el 13% de sus activos totales. En comparación, las otras naciones en América Latina donde opera la compañía representan aproximadamente el 10% de los activos.

México aportó el 21% de las ventas netas de la compañía durante los primeros nueve meses de este año, solo superado por EE. UU. con 24%. Por su parte, Colombia fue el segundo mercado más grande de Cemex en Latinoamérica, con el 4% de las ventas netas.

El resto de Sudamérica, Centroamérica y el Caribe (SCC) representó el 9% de las ventas netas de Cemex durante el mismo período. Esta región está compuesta por Costa Rica, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana, Nicaragua, Perú, Jamaica, Trinidad y Tobago, El Salvador, Guatemala, Brasil y otros países del Caribe. También incluye pequeñas operaciones de concreto premezclado en Argentina.

Las ventas nacionales de cemento y concreto premezclado variaron ampliamente en la región durante el período. Por ejemplo, mientras que en México y Colombia las ventas de cemento cayeron 4% y 5% en la comparación interanual, respectivamente, experimentaron un crecimiento de 24% en el resto de la región SCC. En cuanto a las ventas de concreto premezclado, estas se contrajeron 2% y 15% en México y Colombia, mientras que crecieron 10% en el resto de la región. Los despachos de cemento, por su parte, aumentaron 6% en México y 7% en la región SCC.

De acuerdo con los resultados del 3T17 de la compañía, las ventas netas en México aumentaron 1% a US$782mn frente a igual período de 2016, mientras que el Ebitda operativo se elevó 7% a US$302mn.

Los negocios de la empresa en Sudamérica, Centroamérica y el Caribe registraron ventas netas de US$472mn, 6% menos que en el mismo período de 2016. El Ebitda operativo en la región cayó 28% a US$113mn.

Operaciones globales de Cemex por región. Fuente: Cemex.

EL PAPEL DE LA REGIÓN EN LA ESTRATEGIA DE DESINVERSIÓN DE LA COMPAÑÍA

En los últimos años, Cemex se ha embarcado en una misión para recuperar una estructura de capital de grado de inversión. Con este objetivo en mente, la firma ha implementado una serie de medidas de reducción de deuda, incluida una serie de transacciones de desinversión por un valor de US$2.000mn.

Los activos no estratégicos que Cemex ha vendido incluyen instalaciones en EE. UU., así como plantas de cemento en Austria y Hungría, y otros activos en Croacia, Bosnia-Herzegovina, Serbia y Montenegro.

Simultáneamente, Cemex ha adquirido activos estratégicos en tres naciones del Caribe: plantas de cemento en Trinidad y Tobago, Barbados y Jamaica.

Luego de que la empresa anunciara su oferta de adquisición por Trinidad Cement Limited, principal proveedor de cemento y productos de concreto premezclado del Caribe, un analista de la corredora mexicana Interacciones Casa de Bolsa dijo a BNamericas que la medida tenía sentido desde una perspectiva regional estratégica.

"Esta transacción tiene un impacto regional significativo para Cemex. Si se observa la generación de flujo de caja libre de la compañía en diferentes regiones, es posible ver que las Américas son una región muy importante para Cemex. En ese sentido, esta adquisición podría ayudar a consolidar la firma en otras partes del hemisferio, como Centroamérica y el Caribe ", manifestó el analista Andrés Audiffred.

La estrategia de la compañía es ser selectiva con respecto a los lugares donde opera, apuntando solo a mercados que pueden generar retornos significativos y ofrecer rentabilidad a largo plazo. Lo que puede interpretarse a partir de esto es el potencial comercial que la empresa visualiza en la región del Caribe.

Según un documento interno que pronostica el consumo de cemento en diferentes países, Cemex prevé que la demanda crecerá entre 2% y 5% durante los próximos cinco años en algunas naciones latinoamericanas como México, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Perú, Bolivia, Argentina, Puerto Rico y República Dominicana.

UN OBJETIVO FIRME EN MENTE

La reducción de la deuda para recuperar el grado de inversión sigue siendo uno de los principales objetivos de Cemex. Mediante una combinación de generación de flujo de caja libre y mayor rentabilidad, sumada la estrategia de desinversión, la firma ha podido reducir su deuda de aproximadamente US$15.000mn en febrero de 2014 a US$12.600mn en marzo de este año.

A fines de septiembre, Standard & Poor's elevó la calificación de crédito corporativo de la empresa de 'BB-' a 'BB', solo dos niveles por debajo del grado de inversión. La agencia citó la mejora continua de la compañía con respecto a su desempeño financiero durante 2017 además de haber completado su plan de desinversión de activos antes de lo esperado como motivos para la mejora.

Cemex perdió su calificación de grado de inversión en 2009 después de que su deuda experimentara un importante crecimiento.

Mapa que muestra crecimiento del PIB en algunos de los países donde Cemex opera. Fuente: Cemex.

¿QUE ESPERAR?

Cemex reconoce el potencial económico de los mercados latinoamericanos, como lo demuestran las recientes decisiones comerciales. En Colombia, por ejemplo, la compañía espera que los proyectos de autopistas 4G, así como iniciativas como la construcción de la primera línea de metro de Bogotá, puedan impulsar la demanda de cemento. La firma también tiene puesta su atención en Panamá, donde la administración actual está implementando un ambicioso programa de infraestructura, así como en República Dominicana, donde prevé que las condiciones económicas positivas podrían conducir a un aumento de la inversión privada en infraestructura.

Las elecciones presidenciales en algunos países el próximo año también sugieren que podría haber un aumento en el gasto público en los meses previos a los votos, según la compañía.

Sin embargo, dado que el negocio de la firma está intrínsecamente vinculado a las condiciones sociales y económicas en los países donde opera, el escenario que enfrenta Cemex en el corto plazo también está lleno de riesgos. En cuanto a México, por ejemplo, las políticas más proteccionistas de sus socios comerciales clave y la incertidumbre sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte podrían socavar el potencial de crecimiento del país y frenar la inversión en infraestructura. Al mismo tiempo, las políticas expansivas y los ambiciosos planes de infraestructura que la nueva administración estadounidense ha implementado podrían tener un impacto positivo para la compañía.

Además, la gran cantidad de proyectos de infraestructura a gran escala en algunos de los países en los que opera la empresa también podría ayudar a avanzar en sus planes de crecimiento.