Sector de combustibles mexicano seduce a inversionistas extranjeros

Por
Martes 31 de octubre, 2017

La apertura del mercado de combustibles de México como resultado de la reforma energética ya está cambiando el escenario de negocios, con múltiples actores internacionales en el sector. Los primeros en llegar fueron gigantes como BP , Chevron , ExxonMobil , Shell y Total .

La escala mexicana es muy atractiva, ya que el país ofrece el sexto mayor mercado de consumo de gasolina en el mundo, según la Administración de Información de Energía de EE.UU. ( EIA ).

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Las importaciones de combustible están aumentando gracias a que el gobierno emite más permisos, lo que los automovilistas esperan resulte en precios de combustible más bajos. Como parte de un proceso de liberalización del mercado, los precios del combustible aumentaron bruscamente a comienzos de este año, lo que provocó una aceleración de la inflación y protestas generalizadas .

El ministro de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, anunció el 26 de octubre que México espera una inversión de US$4.000mn en el sector de almacenamiento y transporte de combustible en los próximos años. Esto se sumaría a la inversión esperada de US$ 12.000 millones en proyectos de modernización y expansión de estaciones de servicio.

Como resultado del aumento en la cantidad de proveedores, se espera que México vea una expansión de su red de transporte y almacenamiento de combustible.

Lea también: Nuevas refinerías de EE. UU. impulsarán las exportaciones a México

PLANES DE EXPANSIÓN

El conglomerado anglo-suizo Glencore, que abrió su primera estación de servicio en México en agosto, planea construir dos terminales de almacenamiento de combustible. Están programadas para abrirse el próximo año en Dos Bocas, en el estado de Tabasco, y en Tuxpan, en el estado de Veracruz.

Se informó que Alex Beard, director de la división de petróleo de Glencore, dijo que la compañía planea invertir US$1.000mn en México durante los próximos cinco años. Las inversiones se realizarían mayormente en infraestructura de almacenamiento de combustible, con una gran parte destinada a la construcción y el lanzamiento de las dos terminales.

IEnova, filial de la firma estadounidense Valero Energy Corporation , firmó un contrato en agosto para la ejecución de la nueva terminal marítima de combustible de Veracruz. Esto se produjo después de que IEnova ganara la licitación en julio por una concesión a 20 años para construir y operar la instalación de US$155mn.

El operador ferroviario estadounidense Kansas City Southern (KCS) es otro jugador extranjero que apuesta por el mercado mexicano de transporte de combustible.

A principios de este mes, la prensa mexicana informó que su presidente ejecutivo, Patrick Ottensmeyer, dijo que la compañía planea abrir terminales de almacenamiento en el norte del país. La subsidiaria Kansas City Southern de México (KCSM) opera rutas de carga en el noreste y el centro de México, sirviendo a los puertos de la costa del golfo Tampico y Veracruz, y al puerto de Lázaro Cárdenas en el Pacífico.

KCSM y Watco Companies, un operador ferroviario de carga con sede en Kansas, se embarcaron en enero en una empresa conjunta para expandir la exportación de combustibles líquidos de Estados Unidos a México, incluyendo una terminal de combustibles líquidos en el parque industrial WTC en San Luis Potosí, que será servido por KCSM.

Luego, en febrero, llegó el anuncio de que KCSM y los operadores ferroviarios locales Ferromex y Ferrosur estaban listos para invertir US$410mn para mantener y mejorar la infraestructura ferroviaria mexicana. KCSM también dijo que invertiría US$150mn para mejorar la infraestructura ferroviaria y parte de su flota existente de locomotoras.

Lea también: México espera una inversión de US$16.000mn en el sector de combustibles