Pronóstico de la OCDE para América Latina

Por
Lunes 28 de noviembre, 2016

Cinco de los seis países latinoamericanos incluidos en la perspectiva económica global de la OCDE debieran mejorar su PIB en el período 2016-2017. Solo Costa Rica presentaría una leve baja el próximo año, sin embargo, la expansión proyectada de 4,0% seguirá siendo la de más rápido crecimiento entre el contingente de América Latina.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

La economía de Argentina se recuperará de una contracción de 1,7% a un avance de 2,9% en 2017 y de 3,4% en 2018.

El proceso de desinflación "incrementará los salarios reales y potenciará el consumo", mientras que las fuertes entradas de capitales y la renovada confianza de las empresas podrían generar un aumento de la inversión, de acuerdo con el informe de la OCDE.

"Las exportaciones se beneficiarán de la depreciación del peso y del crecimiento más sólido de los socios comerciales, especialmente de Brasil", consigna el documento.

Pese a dar vuelta la tendencia a la baja del PIB de 2016, la economía de Brasil experimentará un avance más lento que el de Argentina. Se espera un 0% de desarrollo en 2017, para volver gradualmente a la senda de la expansión en 2018 con un incremento de 1,2%.

"El ritmo de la recuperación estará limitado por la alta deuda del sector corporativo y la significativa capacidad adicional de algunos segmentos", se agrega.

La inflación de Brasil debiera caer por debajo del 6% en 2017. Las reformas estructurales -sobre todo la nueva regla fiscal junto con la reforma de pensiones y beneficios sociales- debieran reforzar la sostenibilidad fiscal.

El crecimiento de Chile, impulsado principalmente por las exportaciones, "se incrementará de 1,7% a 2,5% el próximo año". El desempeño de China y de otros socios comerciales afectará el pronóstico.

"La recuperación del precio del cobre podría fomentar la confianza y las inversiones y elevar los ingresos del gobierno. Las nuevas medidas adoptadas para estimular la competencia y la productividad podrían mejorar el clima empresarial por encima de lo previsto. Los riesgos de la inflación están estrechamente unidos a la evolución del tipo de cambio y los precios del petróleo", señala el informe.

Por su parte, la aprobación de la reforma fiscal de Colombia "es crucial para aumentar los ingresos, intensificar el progreso y abordar los desafíos sociales".

"La desaceleración económica y la caída de los precios del petróleo han mermado los ingresos, en tanto que la depreciación del peso ha elevado la deuda y los intereses. Los ingresos debieran disminuir en el mediano plazo al expirar el esquema tributario temporal", agregó la OCDE.

La entidad también sostiene que es urgente realizar una reforma fiscal en Costa Rica: "Ha habido cierto nivel de progreso respecto de una reforma tributaria, pues se han aprobado 6 de los 13 proyectos del paquete de cambios. Sin embargo, aún se discuten en la Asamblea Legislativa dos importantes leyes relacionadas con el reemplazo del impuesto a las ventas por un sistema de impuestos al valor agregado y la reforma del impuesto a la renta. Es urgente aprobar la reforma tributaria".

El crecimiento del PIB de Costa Rica debiera sufrir una leve caída en 2017 de 4,1% a 4,0%.

El aumento de la inflación y la incertidumbre ante el resultado de las elecciones presidenciales de EE.UU. han llevado a un ajuste de la política monetaria de México.

"La economía seguirá contando con el respaldo de un tipo de cambio competitivo, la sólida expansión de créditos y las continuas mejoras al mercado laboral complementadas con las reformas estructurales del gobierno y el entorno de baja inflación. Por otro lado, la baja en la producción petrolera y los recortes de gasto público le pasarán la cuenta a la economía".

En sus conclusiones, la OCDE advierte que la economía global se mantiene entrampada en un escaso crecimiento, donde "las políticas fiscales, estructurales y comerciales deben entrelazarse para obtener ganancias".

Perspectiva económica glogal de la OCDE: crecimiento del PIB. Noviembre de 2016.