Infraestructura - Bolivia

Suscrito Contrato de Carretera Ventilla-Tarapaya

Suscrito Contrato de Carretera Ventilla-Tarapaya

Por -

El Gobierno de Bolivia suscribió un contrato con el grupo local Apolo-IASA para construir la carretera Ventilla-Tarapaya, señaló a Bnamericas.com un vocero del Servicio Nacional de Concesiones (SNC).

La suscripción se había detenido debido a la reestructuración del SNC, la cual aún no ha finalizado, y a que parte de los demás consorcios que realizaron ofertas cuestionaron la elección del adjudicatario.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que está financiando el proyecto, evaluó las ofertas y seleccionó a Apolo-IASA. El contrato debió haberse adjudicado a comienzos de agosto. El BID no encontró irregularidades.

Las propuestas técnicas para el contrato fueron evaluadas en mayo por primera vez y se seleccionaron cinco candidatos. Luego, se abrieron las ofertas y la compañía que presentó la oferta que más se acercaba al monto de referencia otorgado por el BID se adjudicó el contrato.

El consorcio Apolo-IASA ofreció US$26mn para efectuar las obras, dejando fuera de competencia a Queiroz Galvao (Brasil); Cartellone-Crucena-Minerva (Argentina y Bolivia); ICA-Barthos & Cia (Bolivia) y Astaldi SPA-Petricevic (Italia y Bolivia).

La firma estadounidense Wilbur Smith Associates y la boliviana Consa SRL fueron seleccionadas para supervisar las obras. Los supervisores contarán con entre un 8% y un 10% de los US$30mn destinados aproximadamente al proyecto carretero. Los supervisores fueron la segunda opción del BID, señaló el vocero, ya que la primera elección no pudo bajar su oferta al precio de referencia del BID.

La ruta de 84km Ventilla-Tarapaya forma parte de una carretera de 1.215km que va desde Desaguadero, al oeste de La Paz en el límite con Perú y pasa por Oruro y Potosí hasta Bermejo en el departamento sureño de Tarija, que limita con Argentina. La ruta es un corredor exportador norte-sur y la construcción del tramo debiera tardar dos años.

El proyecto será financiado con un crédito de US$71,8mn otorgado por el BID, de los cuales US$30mn se utilizarán para la construcción y supervisión de las obras mientras que el resto se destinará para gastos adicionales que incluyen la reubicación de los residentes que viven en el sector y los costos de mantenimiento.

En noticias relacionadas, la renovación del SNC aún depende de que se levante el bloqueo a un financiamiento de US$87mn del Banco Mundial para una serie de proyectos carreteros, entre los que se incluyen el contrato para construir la carretera Abapo-Camiri, la cual fue adjudicada a principios de este año al consorcio hispano-boliviano Agroman Ferrovial-Apolo.

Este último proyecto no avanzará hasta que se haya seleccionado un supervisor para las obras y esto no puede ocurrir sino hasta que la reorganización de la SNC concluya y se haya elegido a un nuevo director para la entidad estatal.

El contrato Abapo-Camiri incluiría la pavimentación de 150km de caminos, el único tramo no asfaltado de la carretera Santa Cruz-Yucuiba.