Metales - Perú

Decisión sobre Doe Run Perú se tomará en primeras juntas de acreedores, opina experto

Decisión sobre Doe Run Perú se tomará en primeras juntas de acreedores, opina experto

Por -

La decisión por parte de los acreedores de la firma Doe Run Perú, con sede en Lima, para reestructurar o liquidar la compañía se tomará en una de las primeras juntas de acreedores, que podrían efectuarse el primer semestre del 2011, dijo a BNamericas el experto en procedimientos de reestructuración Guillermo Puelles.

Los acreedores tienen plazo hasta el 27 de septiembre para presentar documentos a fin de obtener el reconocimiento de sus deudas ante el regulador local de la competencia, Indecopi. La confirmación de las deudas podría tomar entre cuatro y seis meses.

"En este momento lo importante es ver quiénes son los acreedores y cuáles son los que van a ser registrados por Indecopi", comentó Puelles, quien trabaja en el estudio jurídico Rodrigo, Elías & Medrano, con sede en Lima. Indecopi "va a asignar un porcentaje de derecho a voto a cada acreedor".

Luego el regulador convocará una junta alrededor de un mes después.

"Ahí, se tomará la primera decisión importante en el caso: la reestructuración o liquidación de Doe Run Perú".

Durante la junta, Doe Run Perú tendrá oportunidad de exponer a los acreedores su opinión y recomendaciones.

"Lo que sucede habitualmente es que la empresa presenta algunas pautas generales sobre la propuesta principal", dijo Puelles. "No hay que aprobar un plan en ese momento, sino que solo se trata de decidir primero si se quiere reestructurar o liquidar. El plan mismo, que es más detallado, se puede aprobar más adelante".

La conclusión de un plan detallado podría tomar a los acreedores otros tres meses más. "Pero el proceso completo puede tomar más tiempo; en realidad, depende de su avance".

El plan para reestructurar o liquidar Doe Run Perú requerirá el apoyo de dos tercios de los derechos a voto en la junta de acreedores.

Sin embargo, si Indecopi aprueba a un acreedor vinculado que maneja más de 50% del total de los créditos, la junta de acreedores se dividirá en dos y las decisiones importantes requerirán la aprobación de ambas partes. Ira Rennert, titular de Renco Group, con sede en Nueva York, y que tiene una participación de 99% en Doe Run Perú, es un acreedor vinculado.

La decisión de incluir acreedores vinculados en el proceso exige un mayor análisis de su deuda respecto de los acreedores no relacionados. "Hay un tratamiento distinto para las partes vinculadas. Indecopi tendrá que revisar con un estándar mucho más cuidadoso la naturaleza, la existencia y la legitimidad del crédito de la parte vinculada", agregó.

En términos de deudas con el regulador tributario gubernamental local, Sunat, Indecopi sólo le otorgará derechos a voto sobre deudas tributarias que sean finales, definitivas e inapelables. De lo contrario, las deudas tributarias se registrarán como deudas contingentes para fines del procedimiento, sostuvo Puelles.

Si los acreedores deciden liquidar Doe Run Perú, los derechos de primera prioridad son para los trabajadores y las obligaciones sociales.

"A continuación vienen los acreedores que tienen valores, garantías y gravámenes sobre la propiedad de Doe Run Perú. Luego, vienen las obligaciones tributarias y la última prioridad la tienen todos quienes tengan créditos no garantizados".

La firma suspendió las operaciones en su fundición La Oroya el año pasado a raíz de los problemas financieros que le causó la crisis financiera mundial.

La planta -construida en 1922 por Cerro de Pasco y adquirida en 1997 por Doe Run, con sede en St. Louis, en un proceso de privatización- es conocida por los graves problemas de contaminación por plomo que ha causado en los alrededores de La Oroya.

Sector

Región

Related Sector