Metales - Bolivia

Futuro Incierto para Carachipampa

Futuro Incierto para Carachipampa

Por -

Los esfuerzos para convertir la fundición de plomo y plata Carachipampa, ahora fuera de servicio, en una fundición de zinc parecen haber sido desechados por la elevada inversión que requieren, señaló a BNamericas un vocero del Ministerio de Minas de Bolivia.

"La inversión que se necesita para ese propósito no justifica el esfuerzo que se pueda hacer", explicó la autoridad, agregando que es un tema muy complejo, los procesos involucrados son muy costosos y el proyecto carece del abastecimiento suficiente de concentrados.

La planta ha experimentado una serie de problemas y nunca ha funcionado debidamente.

A mediados del año pasado, la empresa alemana Lurgi (ahora propiedad de la finlandesa Outokumpu) y la empresa rusa Gas Energy Finance quisieron hacer un estudio con la idea de combinar o de instalar una nueva planta de fundición de zinc con contenidos de plomo, mientras que los residuos de esa planta (que serían de plomo/plata) podrían ser tratados en Carachipampa.

Sin embargo, el consorcio quería que el Gobierno de Bolivia financiara el estudio. "se decidió que no justificaba de ninguna manera gastar un solo dólar más en Carachipampa, pues ya se ha gastado mucha plata", señaló el vocero.

Meses atrás, el viceministro de minas de Bolivia Epifanio Mamani señaló a BNamericas que en el tema de Carachipampa se estaba trabajando para que la fundición entrara en funcionamiento lo antes posible. "Pero hay dificultades que tenemos que superar internamente en el país", indicó en esa ocasión.

Sector

Región

Related Sector