Minería - Perú

Precalifican a seis firmas en concurso por planta de aguas ácidas Kingsmill

Precalifican a seis firmas en concurso por planta de aguas ácidas Kingsmill

Por -

El Ministerio de Energía y Minas (MEM) de Perú informó que seis postores quedaron preseleccionados en el concurso por la construcción de la planta de tratamiento de aguas ácidas Kingsmill destinada a solucionar problemas relacionados con pasivos ambientales cerca de los ríos Yauli y Mantaro.

Los postores preseleccionados son: las empresas peruanas de ingeniería Bisa, Cesel y GyM, la filial chilena de la canadiense Hatch y dos consorcios, uno formado por la peruana Cosapi y la rama estadounidense de la francesa Veolia y otro constituido por la mexicana Earth Tech y Canadian Environmental and Metallurgical (Cemi).

Veinte postores potenciales habían manifestado interés en participar.

El ministerio recibirá ofertas oficiales a partir del 12 de diciembre y las abrirá el 21 de enero del 2008, mientras que las obras de construcción deberán empezar el primer trimestre del próximo año, dio a conocer en un comunicado.

La firma de Vancouver Peru Copper (PCR), propiedad del proyecto cuprífero Toromocho, presentó hace poco un estudio de factibilidad para la planta Kingsmill y acordó donar US$24,1mn para su construcción.

El objetivo del proyecto es tratar los drenajes ácidos que se vierten en los ríos Yauli y Mataro, en el departamento de Junín, que han constituido un grave problema durante decenios y son el resultado de las actividades de la fundición polimetálica La Oroya.

La contaminación de los caudales empezó cuando la empresa cuprífera Cerro de Pasco era propietaria de La Oroya y en 1934 llevó a cabo la construcción del túnel Kingsmill, anexo a la operación. Actualmente, La Oroya es propiedad de la empresa estadounidense Doe Run.