Petróleo y Gas - México

Explotación de gas de esquisto en EEUU restaría interés en GNL, sostiene analista

Explotación de gas de esquisto en EEUU restaría interés en GNL, sostiene analista

Por -

México podría aumentar sus importaciones de gas natural por medio de gasoductos desde EEUU en lugar del gas natural licuado (GNL) debido al desarrollo de prospectos de gas de esquisto no convencional, dijo a BNamericas Nikos Tsafos, gerente de la consultora estadounidense PFC Energy que cubre los segmentos upstream y gas.

La oferta local de gas en México no es suficiente para atender la creciente demanda y la Secretaría de Energía (Sener) señaló en su última estimación que proyecta que las importaciones aumenten un 5,2% al año hasta alcanzar 3.020 millones de pies cúbicos diarios (Mpc/d, u 85,5Mm3/d) al 2024. Entretanto, el GNL daría cuenta de dos tercios de las importaciones del último año, y el resto provendría de gasoductos estadounidenses.

"Pienso que es acertado decir que se realizarán esfuerzos en México para ver cómo se puede importar lo máximo posible desde EEUU, ya que probablemente se obtendría ese gas a un precio más bajo que el GNL", sostuvo Tsafos.

Resulta evidente el hecho de que México ha cifrado sus esperanzas en las terminales de regasificación de GNL para las futuras importaciones. Ya comenzaron a funcionar dos de estas instalaciones, la planta Costa Azul de Sempra Energy en el estado de Baja California y la planta Altamira, propiedad de Shell, Total y Mitsui, y que se emplaza en el golfo de México.

Se encuentra en curso la construcción de una tercera terminal, Manzanillo, que debiera iniciar operaciones en septiembre del 2011.

Manzanillo recibirá suministro por parte de Repsol Comercializadora de Gas en virtud de un contrato a 15 años con la eléctrica federal mexicana, CFE, que vincula el precio del gas con el índice Henry Hub. Por consiguiente, CFE está comprando el gas a precio de EEUU, y las futuras importaciones de GNL al país también deberán fijar sus precios de manera competitiva en relación con el gas transportado desde el país del norte, sostuvo Tsafos.

El analista agregó que las importaciones de gas desde EEUU también dependerán en gran medida de si México cuenta con los gasoductos para entregar el gas donde se necesite y de que se cuente con la inversión requerida para hacerlo.

Por ejemplo, Manzanillo se ubica en el estado de Colima, en la costa pacífico y lejos del límite entre ambos países y de la producción de gas de la petrolera estatal, Pemex. Por lo tanto, el GNL es una opción más viable, pero en otras zonas del país la situación podría ser diferente.

"Es justo decir que si se mira cuatro o cinco años atrás, el GNL predominaba como estrategia de importación. No obstante, el desarrollo de gas de esquisto en EEUU probablemente ha cambiado esa situación", sostuvo Tsafos.

El consumo de gas natural de México debiera aumentar un 2,8% anual entre el 2008 y el 2024, para llegar a 11.182Mpc/d al final de ese período. En contraste la producción nacional alcanzará 8.670Mpc/d el último año.

Sector

Región

Related Sector