Petróleo y Gas - Brasil

Ministerio envía a Congreso esperado proyecto de ley sobre gas natural

Ministerio envía a Congreso esperado proyecto de ley sobre gas natural

Por -

El Ministerio de Minas y Energía de Brasil presentó finalmente el miércoles al Congreso el esperado proyecto de ley para regular el mercado del gas natural, considerado esencial para desarrollar el mercado gasífero interno de manera que atienda la creciente demanda, según un comunicado de la cartera.

En el documento de 10 páginas se establecen normas para la adjudicación de concesiones a 35 años de nuevos ductos de transporte de gas de manera de tener libre acceso a los ductos en operación de compañías de todo el país y determina la manera en que se deben fijar precios por el transporte del combustible, según el ministerio.

Si bien en el proyecto se indica que la ampliación de la red de transporte de gas en Brasil la planeará el ministerio, el regulador de hidrocarburos ANP tendrá la responsabilidad de realizar las licitaciones públicas para los nuevos gasoductos, según la demanda.

El proyecto también propone un período de 10 años de operación exclusiva de nuevas iniciativas de ductos y de proyectos existentes, antes de que quien lo construya tenga que ofrecer acceso libre a otras empresas.

Además, el gobierno asumiría el control de los ductos luego de terminado el período de concesión de 35 años, si es que ésta no se extiende ni se transfiere a otro operador.

El proyecto también propone que las empresas que ofrezcan el menor ingreso anual por la operación del ducto se adjudicarán las licencias de la ANP. Los ingresos los usarán las compañías para determinar las tarifas de transporte y los costos operacionales que cobrarán a los clientes.

Esta iniciativa legal también crea un mercado secundario para el gas natural, lo que permite a los compradores de gas de firmas de transporte o distribución revender su excedente.

Otro de los puntos que se indican es que la ANP debe autorizar todas las licitaciones de exploración, licuefacción o industrialización de gas.

El gobierno considera esenciales las nuevas regulaciones para el sistema de transporte de gas natural de manera de elevar las inversiones y así ampliar la red de ductos de 5.688km y atender el crecimiento de la demanda del combustible, que podría llegar a los 100 millones de metros cúbicos por día (Mm3/d) el 2010 frente a los actuales 40Mm3/d.

De acuerdo con el ministro de Minas y Energía, Silas Rondeau, el transporte de gas natural en Brasil se controla hoy mediante la ley general de hidrocarburos de 1997, adecuada para la producción y transporte de petróleo pero no para el gas natural, se lee en el comunicado.

"La actual normativa ha sido ineficiente para promover el desarrollo del potencial de la industria del gas natural", dijo Rondeau, subrayando que mientras el mercado del petróleo es maduro, el del gas está recién desarrollándose en Brasil.

PROYECTO OPUESTO

En el Congreso ya se está discutiendo un proyecto opuesto que presentó el senador de oposición Rodolpho Tourinho.

La propuesta de Tourinho crearía un regulador del mercado gasífero para supervisar la operación de la red de gasoductos y le daría a la ANP más facultades para la planificación estratégica. Sin embargo, no entrega un plazo para la operación exclusiva de nuevas líneas, permitiendo a empresas privadas asumir el control de los ductos en operación que opera la energética federal Petrobras (Nyse: PBR).

El proyecto del gobierno se ajusta mucho más a la postura de Petrobras, pero antes de enviarlo al Congreso, el Ministerio de Minas y Energía manifestó que estaría dispuesto a combinar los puntos principales de ambas propuestas.

En cualquier caso, mientras el proyecto de Tourinho, que cuenta con el apoyo de fuertes grupos industriales y de la asociación de distribuidoras de gas natural del país, Abegás, está siendo revisado por comisiones del Senado; la versión del gobierno todavía no comienza los procedimientos de aprobación.

Si bien todos los partidarios del gobierno en el Senado han impedido la aprobación del proyecto de Tourinho, el gobierno no ha dado el carácter de urgente a su iniciativa, lo que le daría prioridad ante las demás propuestas.