Petróleo y Gas - Ecuador

Petróleos Sudamericanos Aumentará Producción de Palanda y Pindo

Petróleos Sudamericanos Aumentará Producción de Palanda y Pindo

Por -

La petrolera española Petróleos Sudamericanos y sus socios planean completar un programa de inversión de US$36mn para incrementar la producción en los campos de petróleo marginales Palanda-Yuca Sur y Pindo en Ecuador a 10.000 barriles por día (bpd) a fines del 2002, señaló a BNamericas.com el gerente general de Petróleos Sudamericanos, Fernando Martínez-Fresneda.

Sudamericanos y sus socios, las compañías argentinas Petrolera Comodoro Rivadavia (Petroriva) y Fosforeda, recibieron el control de los campos marginales Palanda-Yuca Sur y Pindo en 1999 de la estatal Petroproducción. Los campos estaban prácticamente abandonados y tenían sólo tres pozos en producción entre los dos campos: Pindo con una producción de 450bpd y Palanda 300bpd.

Después del reacondicionamiento y reingreso en los pozos, las compañías incrementaron la producción actual a 2.200bpd en Pindo y 1.500bpd en Palanda, de crudo de 23-24 grados API. La inversión total a la fecha ha sido de US$10mn.

Este año los socios invertirán US$20mn y US$6mn el 2002 para completar la segunda fase de desarrollo de los campos, la cual incluye la adquisición de 185km cuadrados de información sísmica 3D y la perforación de 14 pozos de desarrollo y 2 de exploración. La compañía deberá completar los estudios sísmicos dentro de tres meses y luego decidir la ubicación de los pozos de exploración.

Actualmente, la compañía está trabajando en tres pozos de desarrollo. Uno está produciendo alrededor de 1.700bpd de petróleo, el segundo está en pruebas y el tercero en perforación.

Petróleos Sudamericanos controla el 50% y opera los campos Palanda y Pindo, mientras que Petroriva controla el 40% y Fosforeda tiene un 10%. El acuerdo de división de la producción con Petroproducción consiste en que las compañías reciban una tarifa establecida de US$3 a US$4 por barril producido de acuerdo a una determinada curva de producción base y dividen toda la producción por sobre dicha curva en una razón de 50:50.

La compañía está buscando otras oportunidades en Ecuador, señaló Martínez-Fresneda, agregando sin embargo, que diversos asuntos han reducido el atractivo de invertir en el sector petrolero del país. Entre estos están la inestabilidad legal y la seguridad, como el caso de atentado que fue víctima el oleoducto Sote la semana pasada y el secuestro de trabajadores desde campos de Repsol-YPF el año pasado.