Petróleo y Gas - Argentina

Restricciones a la importación causan retraso en llegada de equipos

Restricciones a la importación causan retraso en llegada de equipos

Por -

Los equipos para la industria petrogasífera argentina están siendo retenidos por hasta 90 días debido a las restricciones más exigentes a la importación, dijo a BNamericas el gerente general de la firma de servicios minero-energéticos Estrella (TSX-V: EEN), Warren Levy.

"En los puertos estamos observando procedimientos de internación de equipos que se extienden por 60-90 días, los mismos que antes tardaban una semana", señaló Levy. Las empresas deben pagar los costos de almacenamiento de equipos durante este período, además de mayores aranceles de importación.

Los retrasos obedecen a controles de importación más minuciosos introducidos por la administración de Cristina Fernández con el propósito de respaldar la fabricación local de equipos, aunque la infraestructura todavía no está habilitada para hacer frente a la demanda.

"No se están construyendo ni plataformas ni equipos de fracturación en el país y, si bien eso es algo que podría lograr la industria local en los próximos 5-10 años, todavía no existe y las necesidades de producción aumentan todos los días", según el ejecutivo.

Una de las medidas, implementada el 1 de febrero de este año, se conoce como Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI) y exige la aprobación previa de las importaciones y un procedimiento de inspección más riguroso en la frontera.

La semana pasada la Unión Europea presentó un reclamo a la Organización Mundial de Comercio (OMC) en referencia a las restricciones, de acuerdo con un comunicado de la Comisión Europea.

"Las restricciones a la importación en Argentina violan las normas de comercio y deberían eliminarse. Estas medidas están causando un daño real a las empresas de la Unión Europea, afectan el empleo y nuestra economía en su conjunto", señaló el comisario de comercio de la UE, Karel De Gucht.

Según un comunicado, las nuevas restricciones tienen el potencial de afectar a todas las exportaciones de la UE a Argentina, que ascendieron a 8.300mn de euros (US$10.300mn) en el 2011. Al reclamo sigue un período de gracia de 60 días para que ambas partes lleguen a un acuerdo.

RESTRICCIONES BLOQUEAN LA PRODUCCIÓN

Para Europa , la situación no deja de sumarse al resentimiento causado por la expropiación del 51% en la filial local YPF de la española Repsol (NYSE: REP) decidida por las autoridades argentinas este mes.

Si bien se han adoptado ambas acciones en un intento de impulsar la industria energética local y reducir los costos de importación de combustibles, que se ubicaron en US$9.400mn en el 2011, las restricciones a la importación juegan en contra de las necesidades energéticas del país.

"Con el régimen de importación en las condiciones actuales, sería sorprendente que alguien lograra internar una gran cantidad de equipos al país", señaló el gerente de Estrella. "Ya hay mucho ruido en la industria y existe la percepción de que es imposible aumentar la producción local si en la práctica se está bloqueando todo en la frontera".

Según el ejecutivo, la industria puede encontrar aliados en el combate contra las políticas de importación en YPF y los gobiernos de las provincias productoras de crudo, en particular Neuquén que está en mejor posición de beneficiarse del desarrollo de la industria.

La realidad económica argentina a la larga le torcerá la mano al gobierno, estima Levy. "El gobierno se dará cuenta de que si quiere salir de la crisis energética, tendrán que hacer algo en la frontera y facilitar el ingreso de estos equipos", concluyó.