Privatización - Perú

Análisis: El prolongado efecto del caso Petrogate

Análisis: El prolongado efecto del caso Petrogate

Por -

Algo curioso ocurrió, o para ser más exactos, no ocurrió, durante el seminario internacional de exploración y producción de petróleo y gas Ingepet, celebrado este mes en Lima: poco y nada se habló sobre el escándalo petrolero denominado Petrogate, que por esos días remecía a Perú.

El mismo día en que el presidente Alan García reemplazó a su gabinete a causa de la controversia, Daniel Saba, el presidente de la empresa de promoción de hidrocarburos Perupetro, se refirió al caso Petrogate como un "pequeño problema" al momento de inaugurar la conferencia. Fue así que los reporteros no se extrañaron cuando el ejecutivo se negó a dar entrevistas luego de su discurso.

No obstante, en su fuero interno, los participantes al evento se mostraban preocupados por cuán prolongado sería el impacto de Petrogate. Algunos se preguntaban al inicio del seminario si la controversia obligaría al Gobierno peruano a reconsiderar los contratos vigentes, mientras que otros al interior del gobierno se preguntaban si el hecho empañaría la pulcra imagen de Perú como un país seguro para invertir.

No obstante, a medida que avanzaba la conferencia, quedó claro que el gobierno está comprometido a proteger los actuales contratos y que las compañías extranjeras que operan en el país están interesadas en invertir en los potencialmente vastos campos petrogasíferos. Pero la duda que queda es si el escándalo afectará la estrategia upstream de la petrolera estatal Petroperú.

De hecho fue Saba quien aseguró públicamente que las inversiones de las compañías de exploración y producción estaban seguras a pesar de que el Congreso amenazó con revisar las concesiones para garantizar que los procesos se hubieran llevado a cabo de manera adecuada. En otras palabras, los contratos son "intocables", señaló, con lo que tranquilizó a varios de los asistentes.

Por su parte, los operadores extranjeros se concentraron en las futuras inversiones, con lo que no mostraron indicios de que el caso Petrogate alejaría a las empresas del país sudamericano. Compañías como Petrobras, Repsol YPF, Perenco, Pluspetrol y CNPC estaban ansiosas por discutir ambiciosos programas de inversión para Perú, que contemplaban actividades de exploración en Camisea y sus áreas circundantes en búsqueda de gas e incursiones en los campos de crudo pesado de la cuenca Marañón.

Si bien la controversia pone en tela de juicio la trasparencia que existe en algunas esferas del gobierno, las compañías están más que interesadas en la prometedora geografía peruana, así como en sus condiciones para la inversión, que deben ser unas de las más atrayentes de la región desde el punto de vista comercial.

Sin embargo, algunos de los asistentes a la conferencia se preguntaban, y con todo derecho, si el escándalo retrasaría los planes de Petroperú de extender sus operaciones upstream ya que la compañía formaba parte de la empresa de riesgo compartido Discover Petroleum, acusada de hacer negocios ilícitos con el gobierno. El caso trajo como consecuencia la destitución del presidente de Petroperú y probablemente marcará el inicio de un período de cambios organizacionales que reducirá el ritmo de trabajo de la empresa. Petroperú, que se encuentra en estos momentos concentrada en un importante aumento de su capacidad de refino, podría preferir abstenerse de competir en nuevas rondas de licitación considerando el golpe que acaba de sufrir su reputación.

No obstante, con el paso de los días se hace más evidente que la controversia se trató solo de un hecho aislado que no involucra a todo Petroperú ni a Perú en el asunto. De hecho, una de las principales noticias que se lanzó en Ingepet fue que Perú alcanzará su autosuficiencia energética en el 2011 gracias a la producción del proyecto Camisea y a los nuevos descubrimientos petrolíferos, especialmente los que se realicen costa afuera y en la cuenca Marañón.

El país sudamericano materializará este logro principalmente gracias a astutas políticas gubernamentales que han logrado satisfactoriamente atraer capitales extranjeros. Lo único que falta por aclarar es si Petroperú tendrá un papel importante en las actividades de exploración y producción o solamente en refinación.

Sector

Región

Related Sector