Tecnología - Chile

ANÁLISIS: Qué hacer en un decreciente mercado de TI

ANÁLISIS: Qué hacer en un decreciente mercado de TI

Por -

Aunque Chile ha sido considerado tradicionalmente como uno de los mercados latinoamericanos más maduros en términos de adopción de tecnologías de información, la verdad es que la crisis económica global ha afectado a este mercado tanto como a cualquier otro.

Según estadísticas de IDC, en el 2008, el mercado chileno de TI movió US$2.740mn, donde el segmento de hardware dio cuenta de la mayor parte de esta cifra con US$1.750mn, seguido por el de servicios de TI con US$736mn y el de software con US$252mn.

Proyecciones iniciales para este año indicaban un crecimiento de 7%, pero nuevas estimaciones de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de Información (ACTI) se acercan a un 4%.

Este mes, el estudio anual ENTI, desarrollado por la Universidad Católica de Chile, confirmó la tendencia a la baja en las inversiones en el país, e indica que en promedio, los presupuestos anuales de TI de las grandes empresas bajaron al 1,88% de los ingresos en el 2009, frente al 2,28% del 2008 y 2,32% del 2007.

A la luz de este escenario, los proveedores de TI deben reforzar sus procesos de venta, con un mayor énfasis en dar a conocer los beneficios de invertir en TI como medio para reducir los costos y mejorar la productividad. Además, debieran enfocarse en aquellas áreas que siguen creciendo a pesar de la crisis.

SERVICIOS: MÁS GANANCIAS, MÁS MADUREZ

Además de la baja en el porcentaje de los presupuestos que se destina a soluciones de TI este año, el estudio ENTI descubrió que en general, ha habido una redistribución de los componentes del presupuesto de TI, ya que este año se han destinado más recursos al segmento de servicios.

En el 2008, el hardware representaba el 19,9% del presupuesto promedio de TI, mientras que este año, este porcentaje se encuentra en18,3%. Los software han bajado a 25,9%, frente al 26,5% del 2008.

Por otra parte, los servicios debieran representar el 31,4% del presupuesto este año, un 29,9% más que el año pasado.

Según el gerente de Global Technology Services de IBM (NYSE: IBM) Chile, Pablo Rebolledo, durante este período de incertidumbre económica hay cada vez más empresas externalizando las áreas que no son centrales en sus operaciones.

"En momentos de incertidumbre, los clientes que quieren dedicarse a vender más o a generar mayor valor sobre sus propios clientes tienden a externalizar los servicios que no son propios de su core, que de alguna manera permiten poder trabajar en un ambiente tecnológico flexible que puede responder en forma rápida a los requerimientos del mercado", dijo Rebolledo a BNamericas.

PARA QUIENES ESTÁN CANCELANDO PROYECTOS

Además, las empresas han cancelado un promedio de 4,91 proyectos por compañía este año, lo que representa un 25,5% de las inversiones totales previstas en TI, de acuerdo con ENTI.

Para aquellas empresas que están cancelando proyectos, el gerente general del holding chileno de TI Coasin, Raúl Ciudad, tiene un consejo: A pesar de que pueda parecer una medida razonable, la verdad es que ahora es cuando se necesita usar la tecnología para aumentar la productividad y reducir los costos. Un aumento en la productividad solo se puede lograr con tecnología.

Sin embargo, el gerente general de la unidad chilena del desarrollador alemán de software SAP (NYSE: SAP), Lionel Graff, cree que las empresas en Chile han aprendido de las crisis anteriores y ya saben que reducir sus inversiones en TI puede ser una jugada peligrosa, especialmente en proyectos relacionados directamente con sus procesos empresariales.

La misma SAP ha tenido más dificultades para cerrar contratos, un problema que comenzó en el último trimestre del 2008, porque las empresas están siendo más cautelosas en sus inversiones y son más sensibles a las variaciones en los flujos de caja.

"De hecho, la mayoría de los proyectos considerados como estratégicos continúan en marcha y la mayoría de las organizaciones están haciendo sus mejores esfuerzos para mantener sus infraestructuras y acabar con las herramientas obsoletas tecnológicamente hablando", afirmó Graff a BNamericas.

De acuerdo con Rebolledo, de IBM, el impacto para la empresa no ha sido tan grande y sin duda se ha beneficiado por la creciente necesidad del mercado de reducir sus costos, aumentar la productividad y externalizar los procesos que no son centrales.

"Nuestra estrategia ha permitido poder dar continuidad a muchos proyectos de largo plazo. Nosotros como IBM Chile, no hemos visto un impacto. Debe ser por la manera en que IBM ve el mundo de TI, no desde la compra de hardware o software, sino que como una empresa que ve la tecnología como un plus en momentos de incertidumbre", añadió.

UNA NUEVA FORMA DE INVERTIR

Como lo demuestra el estudio ENTI y lo confirman actores de la industria, hay una reestructuración en la forma en que las empresas están invirtiendo en tecnologías, ya sea concentrándose más en proyectos con un impacto profundo en sus negocios, o eligiendo contratos de servicio en lugar de tratar directamente con la obsolescencia de hardware y software comprados en el pasado.

Este nuevo método de inversión es particularmente relevante para las pymes, que pueden encontrar un proveedor especializado en su segmento nicho y ejecutar proyectos específicos que, con tecnología, ayudarán a resolver una situación comercial particular.

Graff cree que el segmento pyme es el que ha estado analizando las inversiones con mayor cuidado. Es por ello que SAP está trabajando de cerca con su red de socios para entregarles soluciones acordes con sus necesidades.

Y a medida que los proveedores y sus socios adaptan sus métodos en este y otros segmentos en virtud del nuevo escenario económico global, tienen la oportunidad de cambiar su clasificación en el mercado y emerger como empresas más sólidas, con clientes más satisfechos y con una mejor experiencia, una vez que comience el proceso de recuperación.