Telecomunicaciones - Chile - Perú

Filiales de Telefónica enfrentan descontento laboral

Filiales de Telefónica enfrentan descontento laboral

Por -

La española Telefónica (Nyse: TEF) enfrenta huelgas en dos de sus filiales latinoamericanas como resultado de las medidas de reducción de costos implementadas este año, según informes de la prensa local e internacional.

Los sindicatos de trabajadores de Telefónica del Perú (Nyse: TDP) y Telefónica CTC Chile (Nyse: CTC) están amenazando con declararse en huelga en la semana del 1 de julio si las compañías no cejan en sus esfuerzos de reducción de costos.

Telefónica del Perú anunció el miércoles en un comunicado que había despedido a un número no revelado de trabajadores, debido a la recesión económica del país y al aumento de la competencia. El sindicato de la empresa sostiene que se despidió a 480 personas, según un comunicado de Dow Jones Newswires.

La compañía ofreció a los trabajadores paquetes de indemnización y reasignación, indicó a BNamericas Aldo Quintana, analista jefe de investigación del banco peruano de inversiones BBVA Continental. Sin embargo, Telefónica finalmente despidió a los obreros cuando rechazaron la oferta.

Los sindicatos han amenazado con realizar una huelga general si no se reincorpora a los trabajadores, según informes de prensa.

Entretanto, en Chile, la compañía predominante de telecomunicaciones CTC y sus sindicatos no llegaron a acuerdo en sus negociaciones y René Tabilo, director de la federación de sindicatos de CTC (FUT), manifestó que no tiene dudas de que la mayoría de los 4.500 trabajadores de CTC votarán el jueves en favor de la huelga, informó Dow Jones.

CTC regresó a la rentabilidad el 4T01, luego de varios trimestres consecutivos de pérdidas, gracias en gran medida a su agresivo programa de reducción de costos, que se centró en el despido -el año pasado- de alrededor de 1.700 empleados, cifra equivalente a un 18% de su fuerza laboral.

Los sindicatos están exigiendo un bono por término de contrato y una cláusula de estabilidad laboral, dijo Tabilo. Esta última requeriría que CTC pague a sus empleados un salario adicional de dos años por sobre los requisitos de indemnización que exige la ley en caso de despidos durante la duración del contrato.

Tanto CTC como FUT reconocieron que prevén más despidos de trabajadores a partir del lunes.

CTC parece preparada a seguir adelante y enfrentar la huelga. Fuentes de la compañía anunciaron que cuentan con un plan de contingencia y si bien el servicio se verá afectado sin lugar a dudas por la huelga, la empresa espera seguir operando lo más normalmente posible.

El analista de UBS Warburg, Ben Laidler, señaló a BNamericas desde Santiago que la huelga no sería tan perjudicial para CTC, ya que gran parte de sus empleados -incluyendo las divisiones de ventas, TI y telefonía móvil- están fuera de las negociaciones.

Laidler indicó que es importante para CTC no ceder a la presión, aunque el analista no espera que la compañía quiera reemplazar a los trabajadores en huelga, algo que la ley chilena permite luego de 15 días de paralización. CTC podría llegar a un acuerdo, porque sería muy costoso reemplazar a un gran número de empleados calificados, afirmó. A la larga, Laidler prevé un acuerdo, pero advirtió que un aumento salarial de más de un 1% o un 2% sería difícil de implementar para CTC.

Telefónica posee una participación de 97% en Telefónica del Perú y una participación controladora de 43,6% en CTC. Las compañías dominan los negocios de línea fija en sus respectivos mercados.