El gas natural vehicular en Perú, en la encrucijada

Por
Viernes 19 de julio, 2013

Las estaciones de servicio de gas natural vehicular (GNV) en Perú a fines del año pasado sumaban 204, en comparación con las 139 del 2010 y las 4 del 2006.

Para conocer los motivos de este explosivo crecimiento, BNamericas conversó con Dante Cersso, director gerente de DMG Consultores, empresa limeña especializada en energía y minería.

 

BNamericas: ¿Qué factores explican el crecimiento del GNV en Perú?

Cersso: El factor principal es que el producto que ofrecen es el combustible que tiene el menor precio de mercado, el más económico para los automóviles, sobre todos para los taxistas. El precio del GNV podríamos decir que equivale al 60% del valor del combustible sustituto más cercano, que viene a ser el GLP para consumo automotor. Esa es la razón que explica el incremento de las estaciones.

BNamericas: No obstante, un informe del regulador de inversión en energía y minería Osinergmin, da cuenta de una "desaceleración del dinamismo" del GNV.

Cersso: Efectivamente hay una desaceleración del mercado. Sin embargo, hay que tomar en cuenta un aspecto: el GNV ha sido orientado inicialmente para el consumo en automóviles que realizan el servicio de taxi.

El número de taxis en Lima es aproximadamente 240.000 y el parque convertido a GNV a la fecha es de 159.342 vehículos. El resto utiliza GLP de uso automotor, gasolina de bajo octanaje, gasolina de 90 o diesel 2.

Lo que se tiene que hacer para darle un nuevo impulso al mercado de GNV es ya no focalizarse en el mercado taxista, sino ampliarse. Hacer una nueva segmentación de mercado que vaya por ejemplo a los buses de transporte público, que generan una demanda equivalente a la de 15 o 20 automóviles. O también a vehículos que en general recorren más de 150 km diariamente.

BNamericas: ¿Tuvo algún efecto el término de la tarifa promocional a boca de pozo para el GNV?

Cersso: El precio promedio a nivel país se ha mantenido. Es cierto que ha habido aumentos, pero hay diferencias significativas en el mercado. Para un mismo distrito de la capital se pueden encontrar diferencias entre un grifo y otro de hasta 0,14 soles [US$0,05] por metro cúbico.

El tema que haya terminado el descuento promocional en realidad no sería el factor de la desaceleración del mercado.

BNamericas: ¿Cómo se compara la operación y el desarrollo del GNV entre el resto del país y Lima?

Cersso: En Lima, debido a que la red de distribución de gas natural pasa por los principales distritos, solamente las estaciones de servicio ofrecen GNV; pero en provincias, donde no pasa la red de distribución, la única forma de abastecimiento es a través del "gasoducto virtual": transporte terrestre. Es la única forma en que se pueden abastecer, y eso encarece un poco los costos.

Hay nuevas tecnologías que se están estudiando en otros países y que podrían abaratar los costos. Es cuestión de que los empresarios del país revisen la información de las nuevas tecnologías y hagan una evaluación de costo-beneficio para implementarla en los gasocentros que no pueden conectarse a la red de distribución.

En Lima se está llegando a niveles de saturación para el mercado de taxis, pero en provincias todavía hay margen para crecer. La recomendación para los inversionistas sería colocar estaciones de servicio en provincias, donde puedan ser los primero y obtener los mejores márgenes de ganancia y desarrollar el mercado.

Es un mercado donde todos ganan. El empresario gana porque tiene un buen margen de ganancia, como sucede cuando se ingresa, y el consumidor gana porque tiene un combustible más económico.


Acerca de Dante Cersso

Cersso también es profesor de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas y ha trabajado en el sector público, en el Osinergmin y en la petrolera estatal Petroperú.