"El gobierno debe reducir la carga tributaria sobre la inversión y la producción"

Por
Lunes 18 de febrero, 2013

En los últimos años, la industria química brasileña ha luchado por competir con las importaciones y gran parte de la creciente demanda nacional de plásticos, fertilizantes y otros productos ha sido atendida con productos del extranjero.

BNamericas conversó con Fátima Giovanna, directora de economía y estadística de la Asociación Brasileña de la Industria Química (Abiquim), sobre el desempeño de la industria en el 2012, el panorama que se espera para el 2013 y las medidas que debería adoptar el Gobierno brasileño para restablecer la competitividad del sector.

BNamericas: ¿Cómo fue el desempeño de la industria química brasileña en el último trimestre del 2012 y en el año completo?

Giovanna: Las ventas internas en noviembre y diciembre del 2012 fueron mucho mejores que en los mismos meses del 2011, pero la producción decayó, principalmente porque se registraron algunos cortes de energía en diciembre del año pasado. En el cuarto trimestre, la producción disminuyó un 2,01%, pero las ventas internas se elevaron un 9,54% frente a los últimos tres meses del 2011, pues las empresas vendieron los inventarios de meses anteriores. En el año completo, la producción se incrementó un 2,89% y las ventas en el mercado interno crecieron un 7,43%.

BNamericas: ¿Qué ocurrió con las ventas y las exportaciones?

Giovanna: Las importaciones se contrajeron un 9,4% en el 2012 en términos de volumen, pero porque los precios de importación se elevaron y los de exportación se mantuvieron constantes, el déficit comercial se empinó a una cifra histórica de US$28.100mn. Creemos que en gran medida la caída de las importaciones obedeció a la depreciación del real en el curso del año, que es reflejo de la merma del volumen de importaciones. Las medidas del gobierno para proteger la industria solo entraron en vigor a fines del año pasado. No obstante, la depreciación del real no ayudó mucho a las exportaciones, que decrecieron un 2,4% en volumen. Por la motivación de sustituir las importaciones, las empresas exportaron menos producción excedente y, en lugar de ello, la comercializaron en el mercado interno.

BNamericas: ¿Cómo respondieron los niveles de utilización de capacidad?

Giovanna: La utilización de capacidad fue de apenas un 81% en el 2012, tras alcanzar un 80% en el 2011. En el cuarto trimestre, llegó a solo 77%. Este es un tema fundamental para la industria química. Creemos que serían mucho más satisfactorios niveles de utilización de capacidad en torno a 90-92%.

BNamericas: ¿Qué se debe hacer para alcanzar esos niveles de utilización de capacidad?

Giovanna: La Abiquim ha presentado varias propuestas para la industria química al órgano gubernamental regulador de competencia, entre ellas reducir la carga tributaria sobre la producción y las inversiones. Es necesario lograr una mayor competitividad si es que las instalaciones de producción van a operar a plena capacidad.

En primer lugar, se deben reducir los impuestos a la producción, es especial aquellos sobre las materias primas como el gas natural y la nafta. Los precios del gas en Brasil son 3 o 4 veces mayores que en EEUU, lo que tiene un impacto real sobre la competitividad de la industria. Las plantas químicas que emplean gas natural están operando a baja capacidad acá.

El gobierno debe reducir la carga tributaria sobre la inversión y la producción. Esto será esencial si Brasil pretende reducir los incentivos a la compra de productos importados y rebajar su déficit comercial de químicos.

BNamericas: ¿Cómo puede competir la industria química brasileña con el gas de esquisto?

Giovanna: Es difícil competir con el gas de esquisto. La Abiquim ya está estudiando con el Gobierno Federal fórmulas para mejorar el acceso al gas. Existen dos problemas fundamentales: el precio y el volumen. Las empresas necesitan un suministro de gas garantizado. También quieren aplicar los precios internacionales del gas para poder competir.

BNamericas: ¿Cuáles serán las consecuencias de la decisión del gobierno de rebajar las tarifas de la electricidad?

Giovanna: Tendrá un impacto significativo. Para la industria química, la electricidad representa cerca del 20% de los costos y en algunos sectores, como los de cloro-álcali y gases industriales, es más del 30%. Son excelentes noticias, pero todavía no basta. El precio de la electricidad en EEUU sigue siendo aún la mitad del precio en Brasil.

BNamericas: ¿Cómo será el desempeño de la industria química brasileña el 2013?

Giovanna: En el 2013 la demanda de químicos estará estrechamente vinculada al PIB. La demanda tiende a crecer a un ritmo entre 25% y 30% por sobre el PIB, de modo que si el PIB brasileño se expande en 3% en el 2013, deberíamos observar un incremento de 3,75% a 4% en la demanda. No obstante, cómo evolucione la producción es otro tema. Solo si se adoptan medidas estructurales como incentivos tributarios, protección del intercambio comercial y una política para usar gas como insumo, la producción local podrá hacer frente al aumento de la demanda.