"En Brasil prevemos un crecimiento de entre 6% y 8%"

Por
Lunes 11 de febrero, 2013

Gilmar Lima fue reelegido hace poco presidente de la Asociación Latinoamericana de Materiales Compuestos (Almaco) para el período 2013-2015. Durante este nuevo mandato, el ejecutivo planea enfocarse en la calificación del sector, el diálogo con los gobiernos y el respaldo a la innovación. BNamericas conversó con Lima para conocer más sobre sus planes y la perspectiva y los cambios a futuro.

BNamericas: Señaló que durante su nueva administración como presidente de Almaco el enfoque estaría en la calificación del sector, el diálogo con entidades gubernamentales y el respaldo hacia proyectos innovadores. ¿Podría explicarnos algo sobre cada uno de estos pilares?

Lima: La calificación no se limita exclusivamente al perfil profesional, al segmento o la tecnología de los materiales, procesos y aplicaciones. Cuando hablamos de calificación del sector, nos concentramos en el conocimiento y educación en su sentido más amplio. Además de los cursos de capacitación, seminarios, diplomados y posgrados, y publicaciones técnicas o de mercado, incluiremos cursos y charlas sobre administración, sostenibilidad, estrategia e innovación. Necesitamos elevar el desempeño de nuestras compañías, no solo en términos de tecnología, sino también de administración, enseñándole a nuestros emprendedores, inversionistas y ejecutivos a pensar de forma estratégica y creativa.

En un escenario competitivo de importantes incertidumbres a nivel global, el entendimiento de las acciones de los gobiernos a nivel federal, estatal y local es esencial para un crecimiento sostenible. En los próximos años, Brasil realizará inversiones significativas en educación, vivienda, infraestructura, salud, energía, agricultura y transporte. Y los compuestos deben estar presentes. Otro factor que refuerza nuestra necesidad de establecer lazos más estrechos con los gobiernos son las normativas internas y externas, las leyes, especificaciones y los programas gubernamentales orientados a aumentar la competitividad y las inversiones a nivel nacional. ¿Cómo estamos haciendo esto? A través de comisiones especiales que abordan cada problema, reconocidos empresarios que defienden nuestra industria y, especialmente, mediante una mayor representatividad ante los organismos gubernamentales.

La innovación es clave para la competitividad y para que las compañías generen buenos retornos para sus accionistas. Si no mejoramos la rentabilidad de nuestras empresas a través de una administración más profesional, estratégica e innovadora, para las firmas se hará mucho más difícil sobrevivir.

BNamericas: Parece haber bastantes avances en Brasil. ¿Qué pasa con el resto de la región en cuanto a su progreso en estos frentes?

Lima: El objetivo de la creación de Almaco es exactamente ampliar la presencia y representatividad del sector en Latinoamérica. Cada país tiene su propia realidad, dificultades, paradigmas y necesidades, pero la dirección fundamental que deben tomar todos los países y regiones es un enfoque en la educación, innovación y una buena relación con los gobiernos.

BNamericas: ¿Cómo se implementará la reducción de costos de la energía a corto plazo en Brasil? ¿Afectará a la industria y su competitividad?

Lima: El costo de la energía en Brasil es el más caro del mundo, por lo tanto de seguro observaremos un aumento significativo en nuestra competitividad. Pero no será la solución definitiva, especialmente porque todos los segmentos del país tendrán la misma reducción y muchos de ellos con niveles de consumo de energía mayores que la industria de compuestos. Estamos satisfechos obviamente con esta reducción, pero debe ser solo el comienzo de una revolución concentrada en la competitividad de las empresas de nuestra industria.

BNamericas: ¿Cuál fue el desempeño del sector en el 2012 y cuál es el crecimiento proyectado para este año? ¿Qué países se espera registren el mayor crecimiento?

Lima: En Brasil prevemos un crecimiento de entre 6% y 8%. Con respecto a Latinoamérica, no tenemos aún una visión técnica y organizada en su totalidad, pero, en mi opinión, el crecimiento debiera alcanzar entre un 3% y 5%, respaldado por México, Colombia y Brasil. Esperamos, de aquí a fines de nuestra administración en el 2015, poder tener estas cifras para las otras regiones de manera más estructurada y consistente.

BNamericas: ¿Cuáles serán los motores clave del crecimiento?

Lima: Puedo sonar repetitivo, pero abarcan la calificación de nuestra industria, la innovación, la relación con entidades de gobierno, la creación de valor para nuestros residuos y la creación de productos basados en estos residuos.

BNamericas: ¿Cuáles son los principales desafíos que enfrenta el sector para alcanzar el crecimiento pronosticado?

Lima: Los principales desafíos radican en nuestra capacidad para combinar y alinear nuestro segmento hacia un fin mayor, la creación de compañías y asociaciones estructuradas, no solo con un enfoque técnico en la administración, renovación y retención de talentos, sino que enfrentando la falta de familiaridad del mercado en general con respecto al potencial y las desventajas de los compuestos para un crecimiento acelerado de Latinoamérica.