"Hay oportunidades de inversión en aditivos, compuestos y pigmentos"

Por
Lunes 22 de julio, 2013

Esta es la segunda parte de una entrevista de dos con Jorge Bühler-Vidal de la consultora de Nueva Jersey Polyolefins Consulting en la cual analiza las importaciones de PE elaborado con gas de esquisto de EE.UU. hacia Latinoamérica, las preocupaciones en torno a la explotación de esquistos y las oportunidades en la cadena de plásticos en la región. Puede acceder a la primera parte aquí. 

 

BNamericas: ¿Cuándo el PE de gas de esquisto de EE.UU. podría empezar a llegar a la región?

Bühler-Vidal: A fines del 2015 y en el 2016 y 2017. El primer proyecto en operación será el de Braskem-Idesa, poco después lo haría el de Nova en Canadá, y luego posiblemente una iniciativa de ExxonMobil, prevista para 2016-2017. Hay tiempo, pero no mucho.

BNamericas: ¿Cuánto exceso de capacidad provendría desde EE.UU.?

Bühler-Vidal: Para esa pregunta no tengo respuesta todavía. Ahora, podría decir que es mucha.

BNamericas: ¿Qué pasa con las preocupaciones que rodean la explotación de gas de esquisto de EE.UU.?

Bühler-Vidal: Una es la contaminación del agua superficial con los químicos que se usan en la fracturación. Otra es el consumo de agua en lugares donde el recurso es escaso. Y la preocupación relacionada con lo que ocurre en la superficie, que es un problema para las comunidades agrícolas y áreas pobladas debido a la posible contaminación.

El tema de la contaminación y consumo de agua es serio, pero las empresas de exploración y extracción ahora están manejando de mejor forma el asunto. Inicialmente las empresas pequeñas no indicaban la composición de los químicos usados y señalaban que es un secreto comercial, y eso hace que la gente sospeche del posible impacto ambiental. Sin embargo, otras compañías, particularmente aquellas como Shell, han dado a conocer la información y eso ha entregado alivio a las personas.

En algunos estados de EE.UU. no está permitida la fracturación, por ejemplo en Nueva York y Nueva Jersey, pero desafortunadamente Pensilvania sí la permite y el río que fluye hacia Nueva Jersey podría recibir la contaminación del estado vecino.

En Argentina la geología es mejor porque parece que no tendrían que traspasar el nivel freático para llegar al gas de esquisto, como es el caso de EE.UU. Pero el problema es que es un área muy seca.

Es un asunto complicado que no creo que esté siendo bien manejado. Pero también creo que no hay quien pueda detenerlo y lo mejor que se puede hacer es manejarlo bien.

BNamericas: ¿Dónde se encuentran las oportunidades en la cadena de plásticos en la región?

Bühler-Vidal: Hay que poner atención en cada país y ver donde están los pozos. Mexichem lo está haciendo a gran escala, están comprando todas las empresas que tengan relación con PVC, productores o empresas de tuberías.

Hay otras oportunidades de inversión en aditivos, compuestos y pigmentos. Es cosa de observar las oportunidades locales y tratar de obtener algo cercano, la proximidad todavía cuenta. Tal vez el precio es un poco más alto, pero si todo sale bien, puedes obtener un producto más rápido y moldearlo a lo que realmente necesitas.

Las cadenas en Brasil y Argentina están bastante completas, todas las piezas existen, pero faltan principalmente aditivos y catalizadores y los volúmenes son suficientemente interesantes para iniciar la producción local. Las materias primas se extraen en muchos casos y los minerales están ahí.

El EVA [acetato de vinilo de etileno] es un material similar a la goma que se usa principalmente en suelas de calzado. La demanda existe y hay cierta producción local en Brasil, pero no de todos los grados entonces se podría construir fácilmente una planta y ocuparse de la demanda local.

En Latinoamérica puedes invertir financieramente construyendo algo, y también comprando algo en la región, ya sean productos o servicios, y se requerirán muchas firmas de ingeniería debido a la gran cantidad de proyectos que se están desarrollando en Norteamérica.

Pienso que la amenaza del gas de esquisto está definitivamente, pero no es razón para abandonar todos los proyectos.

BNamericas: ¿Pero el tiempo es determinante?

Bühler-Vidal: Nunca puedes escapar de eso, pero mientras más lo piensas la situación más empeora. Si hubieras empezado un proyecto hace dos años, estarías en una buena situación y si no, entonces el juego está casi terminado, pero no es tarde para acelerar los que ya existen. ¡La audacia es fundamental!