"El sector de petroquímicos de Brasil no es competitivo para los químicos verdes ni para los químicos convencionales"

Por
Lunes 01 de julio, 2013

Dada su abundancia de caña de azúcar y su establecida industria de azúcar y etanol, Brasil podría convertirse en una potencia mundial en la producción de químicos y combustibles a partir de fuentes renovables no fósiles.

Sin embargo, si bien Braskem inició la producción de PE 'verde' a fines del 2010, no se han realizado grandes inversiones, dado que las empresas de químicos prefirieron destinar su capital a explotar el gas de esquisto de EE.UU.

BNamericas conversó con Maurício Jaroski, de la consultora Maxiquim, sobre el estado del mercado brasileño de bioquímicos y las razones de la escasez de inversiones.

BNamericas: ¿Cuáles son las ventajas competitivas de Brasil en químicos verdes?

Jaroski: La principal ventaja es la gran disponibilidad de materia prima. Brasil siempre ha sido un importante proveedor de commodities para el mercado mundial, y eso no ha cambiado mucho pese a los esfuerzos gubernamentales de larga data para agregar más valor en Brasil. El país tiene un sector agrícola muy sólido y es el líder en el mercado mundial de azúcar, con cierto grado de influencia en la fijación de precios. El sector azucarero es uno de los negocios más grandes de Brasil, y está listo para abastecer a la industria de combustibles y químicos renovables.

BNamericas: ¿Cuál es el tamaño de la demanda brasileña de plásticos y químicos verdes? ¿La producción se destina principalmente a exportación?

Jaroski: En la práctica, químicos verdes significan principalmente plásticos verdes, que son en gran medida la parte más grande del mercado. En Brasil, se refiere especialmente al PE verde producido por Braskem.

El mercado brasileño en sí no está lo suficientemente maduro para estos productos. El mercado no está listo para pagar la prima al precio convencional que Braskem está pidiendo. La producción de Braskem se destina en particular a Europa, donde el mercado está maduro y puede absorber esta prima. Yo estimo que el 20%, como mucho el 30%, de la producción se queda en Brasil.

BNamericas: ¿Es más costoso producir?

Jaroski: El etanol puede ser muy caro durante una mala cosecha de caña de azúcar. Brasil ha tenido que importar etanol desde EE.UU. en estas situaciones. Sin embargo, actualmente los costos de producción para el PE verde están muy cerca del costo del PE convencional. Braskem está solicitando una prima porque los clientes pueden pagar más por el producto. Por cada tonelada de PE verde producida, se compensa la emisión de hasta 2,5t de CO2 a la atmósfera, por lo tanto, es un producto muy valorado e interesante para algunos clientes.

BNamericas: ¿Cree que la planta de PE verde de Braskem es un éxito?

Jaroski: Braskem no da a conocer los volúmenes de producción de la planta de PE, la cual tiene capacidad para 200.000t anuales. Pero creo que es justo decir que es un éxito. El principal problema para Braskem es el escenario macro en Brasil para la industria petroquímica en general. No podemos tener un sector competitivo de químicos verdes sin una industria competitiva de petroquímicos convencionales. Y la industria brasileña a base de nafta no es competitiva dada la aparición del gas de esquisto de EE.UU.

BNamericas: ¿Por qué se cancelaron o pospusieron algunas inversiones en químicos verdes en Brasil, como la planta de PE verde de Dow y Mitsui y la planta de polipropileno (PP) verde de Braskem?

Jaroski: Dow y Mitsui tenían un proyecto muy similar al de Braskem, pero iban a integrar la producción de caña de azúcar en el mismo sitio que la planta de polimerización. Habría tenido una logística excelente. Pero Dow decidió invertir en EE.UU., debido al gas de esquisto, y posponer el proyecto en Brasil. Ellos tienen la caña de azúcar aquí, pero todavía no saben cuándo construirán la planta de polimerización. Existe un exceso de suministro de gas natural en EE.UU., lo que convierte a este último en un mercado mucho más competitivo para la inversión en petroquímicos.

La planta de PP de Braskem todavía no recibe la aprobación del directorio, porque Braskem también está más concentrada en inversiones fuera de Brasil, como en México y EE.UU. El sector de petroquímicos de Brasil no es competitivo para los químicos verdes ni para los químicos convencionales, y por eso las inversiones planificadas están suspendidas y empresas como Solvay, Dow y Basf están vendiendo activos.


Acerca de Maurício Jaroski

Maurício Jaroski está a cargo del área de química sostenible de Maxiquim. Es titulado de Ingeniería Química de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul.