"Nuestra idea es convertirnos en el único proveedor de envases flexibles para nuestros clientes en Latinoamérica"

Por
Lunes 28 de enero, 2013

En enero, Scholle Packaging, proveedor de soluciones de envases flexibles de alto desempeño como la tecnología de bolsa en caja, compró una participación controladora en el fabricante brasileño de envases Flexpack.

BNamericas conversó con el director general de Scholle para Latinoamérica, Roberto Bucker, y su director mundial de comunicaciones, Ryan Balock, sobre la forma en que Scholle planea utilizar a Flexpack como plataforma de crecimiento en el mercado regional de envases.

BNamericas: ¿Cuál ha sido la demanda desde los mercados latinoamericano y brasileño, en particular de productos de bolsa en caja?

Bucker: Las soluciones de bolsa en caja de Scholle Packaging han aumentado significativamente gracias a la demanda relacionada con la entrega de productos de alto valor mediante soluciones asépticas y beneficios para los consumidores como taps dosificadoras de larga duración para bebidas. Los alimentos y productos lácteos procesados son otros grandes mercados de crecimiento que se han expandido a través de ofertas entre empresas que entregan gestión de riesgo y calidad confiable en productos como alimentos elaborados a partir de tomates y frutas, que exigen solidez y alta durabilidad para hasta dos años y envíos con condiciones difíciles.

Brasil también se ha visto beneficiado por la fuerte movilidad social y económica, lo que da a la gente acceso a comprar productos que antes no podía, como jugos y vinos asépticos. Finalmente, Scholle ha invertido en innovación para generar nuevas aplicaciones que requieren soluciones más ecológicas en reemplazo de los productos que predominan tradicionalmente, por ejemplo, lubricantes para la industria automovilística.

Un tercer vector de crecimiento es el mercado institucional donde los locales de comida rápida han generado oportunidades para varios productos de consumo, como helados, salsas y bebidas, por ejemplo smoothies y sodas mezcladas.

BNamericas: ¿Cuánto tiempo duraron las negociaciones con Flexpack y por qué la seleccionaron para invertir?

Bucker: Scholle supo de Flexpack hace más de un año. La excelencia de Flexpack en el servicio al cliente, su enfoque en manufactura de calidad, y su habilidad para entregar productos únicos y orientados al mercado la convierten en un complemento perfecto para nuestra marca. Scholle se esfuerza por entregar soluciones de envases de alto desempeño en todo el mundo. Esa visión se ajusta con los objetivos de Flexpack como compañía. Creemos que estas metas comunes van a convertirnos en líderes en envases flexibles en Latinoamérica.

BNamericas: ¿De qué forma Flexpack complementa la actual posición de Scholle en Latinoamérica?

Bucker: La visión de Scholle Packaging es entregar soluciones de envases de alto desempeño al mercado. Hay sinergias que explotar con una base de clientes común, materiales y manufactura, pero más importante, innovación en tecnología. Reconocemos que los envases de bolsa en cajas, si bien son una excelente solución para el envasado de productos líquidos a granel, no siempre es la mejor. A veces, se necesita un envase más pequeño de dos litros, especialmente en el creciente mercado de bienes de consumo empaquetados en Latinoamérica. Los envases tienen bastante sentido económico para estas aplicaciones. Los envases de Flexpack también permiten a Scholle envasar productos secos, que por lo general son difíciles de contener con la modalidad bolsa en caja.

BNamericas: ¿Cuáles son las principales áreas de crecimiento en el negocio de Flexpack y qué es lo que está impulsando este crecimiento?

Bucker: Flexpack es un socio único de envases de alto desempeño puesto que se distinguen en el diseño y desarrollo de envases autoportantes y planos. Es su capacidad de trabajar de cerca con los clientes a fin de desarrollar estas soluciones desde una perspectiva de diseño que nos atraiga a ellos. Flexpack es capaz de acomodar muchos tipos de aplicaciones como: pasta fresca, carnes procesadas, productos lácteos, frutos secos, fluidos automovilísticos y productos farmacéuticos.

BNamericas: ¿Cómo piensan hacer crecer su cartera de productos para Latinoamérica luego de la transacción?

Bucker: Nuestra idea es convertirnos en el único proveedor de envases flexibles para nuestros clientes en Latinoamérica. Reducir el número de proveedores puede ser una ventaja logística y económica para muchos productores. Scholle ahora puede ofrecer una mayor variedad de soluciones para calzar con varios tipos de productos y volúmenes de nuestros clientes.

BNamericas: ¿Qué instalaciones tienen actualmente en la región, y qué planes tienen para aumentar la capacidad de manufactura y distribución de Flexpack?

Bucker: Nuestro plan de acción de corto plazo es migrar la operación de Flexpack a nuestra principal planta de producción en Vinhedo, Brasil. A largo plazo, ciertamente podremos mejorar el negocio de envases y bolsa en caja y hacerlo crecer.