"El mercado de embalajes plásticos flexibles está listo para consolidarse"

Por
Lunes 09 de diciembre, 2013

Ha sido un año decepcionante para la industria de embalajes plásticos de Brasil y para la industria local en general.

BNamericas conversó con Sérgio Carneiro, presidente de la Asociación Brasileña de la Industria de Embalajes Plásticos Flexibles (Abief), acerca del desempeño del sector en el 2013 y la perspectiva de las ventas, comercio, inversiones y consolidación.

BNamericas: ¿Cuál es su proyección para el crecimiento del mercado de embalajes plásticos flexibles en el 2013?

Carneiro: A comienzos de año, la industria de plásticos tenía más optimismo y esperaba un crecimiento en volumen que rondara el 4%. Sin embargo, las estimaciones del PIB han ido descendiendo durante el 2013, hasta llegar a 2,4% para el año, y solo esperamos un crecimiento en la producción de plásticos de 1,6%. Los ingresos subirán en torno a 8%, pero cuando se excluye la inflación y la modificación del tipo de cambio, la cifra disminuye hasta casi igualar el crecimiento del volumen de 1,6%.

BNamericas: ¿Qué tendencias impulsan el mercado?

Carneiro: Hay una tendencia a largo plazo para usar plásticos en reemplazo de otros productos, como el metal en la industria automotora y en la construcción. En el sector de embalajes flexibles, el ejemplo clásico son las bolsas que se mantienen en pie [stand-up pouches] que reemplazan las latas.

BNamericas: ¿Cuál es su pronóstico para el 2014?

Carneiro: Creemos que será similar al 2013. Las expectativas iniciales para la industria brasileña en general no son muy positivas. Podríamos experimentar cierto aumento de la demanda de embalajes flexibles en el 2014, porque el real más débil reducirá las importaciones de alimentos envasados.

El Mundial de Fútbol generará una demanda adicional de bebestibles, pero no será lo suficientemente grande como para cambiar la tendencia del mercado. Además, muchas personas están preocupadas acerca del impacto en el resultado final, debido a todo el tiempo libre que tendremos en el mes de junio.

BNamericas: ¿Cómo compite el sector con las importaciones?

Carneiro: Está viviendo un momento complicado. Además de los altos costos de operar en Brasil en general, el país también tiene el arancel de importación más alto del mundo sobre las resinas plásticas: 14% para el polietileno. La oferta es limitada y las resinas son costosas. Como resultado, el déficit comercial en plásticos aumentará en 5% el 2013.

BNamericas: ¿Cuánto dinero invierte el sector?

Carneiro: Las compañías del sector están dado la pelea, pero los bajos niveles de retorno sobre el capital invertido no generan un incentivo para invertir. En el 2013, el banco nacional de desarrollo, BNDES, dispuso de financiamiento a precios bastante atractivos para que el sector invirtiera en equipos y negocios nuevos. Las inversiones aumentaron 5% el 2013, pero ahora la gente está preocupada de que BNDES no renueve su programa de financiamiento para el sector. Si no lo hace, la inversión será insignificante o inexistente en el 2014.

BNamericas: ¿Qué grado de consolidación espera que alcance el sector?

Carneiro: El mercado de los embalajes flexibles está muy fragmentado. Existen más de 1.000 compañías dedicadas a la producción de embalajes de polietileno y polipropileno. Hay una clara falta de escala y un bajo nivel de retorno de la inversión, lo que hace que el sector sea poco atractivo para nuevos participantes, por lo tanto está listo para consolidarse. Sin embargo, la consolidación del mercado ocurrirá, pero será más lenta que en otros sectores. Al contrario de otras industrias en Brasil, como la de los petroquímicos, BNDES no ha financiado la consolidación. Como BNDES no va a participar, yo esperaría que las compañías nacionales e internacionales lideren el camino, al igual que los fondos de capital privado.