Índice

Introducción

Le energía solar recién está comenzando a ganar terreno en América Latina, que se ha mantenido mayoritariamente al margen del auge global de la energía solar.

Actualmente con alrededor de 3GW de capacidad instalada, la región apenas figura en el mercado internacional para generación de energía fotovoltaica (PV), que llegó a 303GW a fines de 2016, en crecimiento principalmente en China, EE.UU., Japón, India y Reino Unido, de acuerdo con el Reporte de la Situación Mundial de las energías renovables publicado este año por REN21.

Pero los gobiernos e inversionistas en América Latina están comenzando a sacarle provecho al enorme potencial de energías renovables de la región, que incluye algunos de los mejores recursos de energía solar del mundo. El desierto de Atacama, en el norte de Chile, y el desierto de Sonora, en el noroeste de México, reciben más radiación solar que casi cualquier otro lugar del planeta, mientras que muchos países de la región disfrutan de niveles de insolación superiores al promedio.

Para algunos países latinoamericanos, la energía solar es una alternativa interna y renovable a las costosas importaciones de combustibles líquidos que alimentan sus sistemas eléctricos. Para otros, es una oportunidad para diversificar la matriz de suministro dependiente de la energía hidroeléctrica, en respuesta a las sequías cada vez más crudas y la oposición ambiental a la construcción de nuevos embalses.

Si bien la región no es una gran productora de gases de efecto invernadero, los temores en torno a los efectos del cambio climático motivan el interés en la energía solar y también en otras fuentes de energía limpia.

El negocio de las energías renovables también es considerado un potencial motor de crecimiento en el actual período de estancamiento económico. Durante dos años consecutivos, las energías renovables atrajeron más capital extranjero que cualquier otro sector en la región, representando un 18% de los US$167.000 millones en inversión extranjera directa que entraron a América Latina durante 2016, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de la ONU.

La inversión de capital para las plantas fotovoltaicas -en particular, las tecnologías de módulos y paneles- también ha disminuido al punto que los proyectos solares ahora son competitivos, o casi competitivos, con las fuentes de electricidad convencionales de la región: la energía hidroeléctrica y el gas natural. En los últimos dos años, proyectos fotovoltaicos se han adjudicado contratos en subastas de suministro eléctrico en toda América Latina con ofertas récord.

Este informe analizará los principales mercados para la energía solar en América Latina, identificando tendencias, oportunidades y desafíos.

Figura: Precios
[GRAFICO:FIGURA:ID_5312]

Figura: Mercado fotovoltaico global
[GRAFICO:FIGURA:ID_5314]

OBTENGA EL INFORME INTELLIGENCE SERIES

Portada Intelligence Series

Obtenga acceso completo a este informe mensual en profundidad sobre los principales acontecimientos para el desarrollo de negocios en América Latina y descubra las principales tendencias con el análisis de nuestros expertos.

  • Consúltelo en línea (ya sea en dispositivos de escritorio, móviles y tablets) o descárguelo en formato PDF
  • Contenido enriquecido que permite acceder a videos, gráficos dinámicos y enlaces a información relacionada
  • Contenido relacionado: noticias y perfiles de empresas y proyectos
Ir a Reportes Comprar Ahora