Índice

Introducción

Colombia entró en una nueva era tras el histórico acuerdo de paz alcanzado con el grupo guerrillero de las FARC, con lo que se puso fin a un conflicto que costó la vida a más de 250.000 personas y forzó el traslado de unos siete millones. El acuerdo de paz aprobado eliminó un enorme obstáculo para la inversión minera en Colombia, ya que significó el regreso de más de 7.000 armas que estaban en manos de rebeldes, muchas de los cuales se encontraban en áreas remotas con potencial minero. Sin embargo, mientras la amenaza de violencia física ha ido en retirada, los conflictos sociales y los fallos legales adversos han aumentado y amenazan con descarrilar los planes de inversión.

Colombia, el mayor exportador de carbón de América Latina, estableció un nuevo récord anual de producción de carbón en 2016, mientras que su producción de níquel, platino, oro, plata y esmeraldas también aumentó. La producción de carbón subió un 5,8% a 90,5 millones de toneladas (Mt) el año pasado. Las mineras de carbón Cerrejón, Drummond, Prodeco y Colombian Natural Resources ayudaron a estimular la producción.

Empresas como AngloGold Ashanti, Eco Oro Minerals y Continental Gold han hecho fila con sus proyectos de oro en el país y el año pasado Red Eagle Mining, con sede en Vancouver, inició su producción en San Ramón en Antioquia, el epítome de un proyecto de pequeña escala con alto rendimiento, un gasto de capital de US$55 millones y una tasa interna de retorno (TIR) de 53%.

También se lleva a cabo exploración de cobre y muchos geólogos creen que Colombia alberga el mismo tipo de depósitos pórfidos enormes que se encuentran en los Andes. Uno de los proyectos que llama la atención en particular es Alacrán, donde una estimación inicial de recursos informada en enero de 2017 arrojó 53,5Mt con una ley de 0,70% de cobre y 0,37g/t de oro.

Entrada de túnel en proyecto Buriticá. Fuente: Continental Gold

En general, en 2016, el sector minero colombiano creció un 4,7% y para 2017 la Asociación Colombiana de Minería (ACM) proyecta un crecimiento de 5%, equivalente a un incremento de 20% en las exportaciones. La inversión minera para 2017 se pronostica en US$1.500 millones y para los próximos cinco años la ACM espera que la cifra supere los US$7.600 millones.

Los dólares de inversión se centran principalmente en aumentar la producción para aprovechar los precios más altos de los metales. Cerro Matoso, propiedad de la operación escindida South32 de BHP, está invirtiendo en la expansión de su depósito La Esmeralda, donde están en marcha planes para elevar la producción de ferroníquel en 5.000t/a entre 2018 y 2020. Y aunque la minera sudafricana AngloGold Ashanti sufrió un revés con La Colosa, en el departamento de Tolima, continúa desarrollando su proyecto aurífero Gramalote en Antioquia. También hay planes de inversión en curso en La Puente, de la minera de carbón Cerrejón.

Sin embargo, para que esta inversión se materialice, el director de ACM, Santiago Ángel, cree que Colombia debe brindar mayor claridad a los inversionistas.

"Si no tenemos seguridad legal, no habrá US$1.500 millones (de inversión anual), habrá cero porque los inversionistas mineros tienen una amplia gama de opciones", dice Ángel. "Necesitamos hacer algo más para atraer esos US$1.500 millones".

(Foto de portada: Páramo de Sumapaz. Fuente: Luis Alejandro Bernal Romero)

Gráfico: Crecimiento económico en Colombia (PIB)
[GRAFICO:FIGURA:ID_827]

OBTENGA EL INFORME INTELLIGENCE SERIES

Portada Intelligence Series

Obtenga acceso completo a este informe mensual en profundidad sobre los principales acontecimientos para el desarrollo de negocios en América Latina y descubra las principales tendencias con el análisis de nuestros expertos.

  • Consúltelo en línea (ya sea en dispositivos de escritorio, móviles y tablets) o descárguelo en formato PDF
  • Contenido enriquecido que permite acceder a videos, gráficos dinámicos y enlaces a información relacionada
  • Contenido relacionado: noticias y perfiles de empresas y proyectos
Ir a Reportes Comprar Ahora