Bolivia necesita US$500mn para plantas de tratamiento de aguas residuales

Por
Miércoles 15 de febrero, 2017

Bolivia solicitará US$500 millones (mn) en fondos de cooperación internacional para construir plantas de tratamiento de aguas residuales en el país, el cual atraviesa la peor sequía que ha tenido que enfrentar en 30 años.

El gobierno planea construir las plantas en el transcurso de los próximos cuatro años en los municipios de La Paz, Sipe, Vinto, Quillacollo y Sacaba, de acuerdo con la viceministra de Agua Potable y Saneamiento Básico, Julia Collado. Los gobiernos municipales deberán aportar parte del financiamiento para los proyectos, añadió la autoridad.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

El gobierno ha preparado estudios para plantas en el departamento de Santa Cruz, declaró Collado a la agencia estatal de noticias ABI.

En noviembre del año pasado, el presidente Evo Morales declaró emergencia nacional y despidió a las principales autoridades estatales de agua por no advertir a tiempo sobre la falta de suministro en La Paz, ciudad altiplánica donde habitan 800.000 personas. La empresa estatal de aguas Epsas ha limitado los servicios a 12 al día en más de 100 barrios de La Paz.

La región andina enfrenta los efectos del calentamiento global y del fenómeno de La Niña, en el que la disminución de las temperaturas oceánicas genera sequía en el altiplano, lo que repercute sobre los cultivos y el ganado.

El lago Poopó, que en su momento fue el segundo más grande del país, se seca nuevamente luego de que se reabasteciera parcialmente durante la temporada de lluvias, manifestó Morales en su cuenta de Twitter. El lago del departamento de Oruro, que llegó a abarcar un área de 2.337km2, hizo noticia cuando se secó por completo en 2015.

Si bien Morales comprometió inversiones por US$48.600mn en infraestructura y energía para los próximos cinco años, su gobierno lucha para conseguir financiamiento en medio de una desaceleración económica. Bolivia, cuya mitad de sus ingresos por exportaciones depende del gas natural, experimentó una contracción de 19% en sus despachos a US$7.214mn el año pasado.

INFRAESTRUCTURA

En otras noticias de infraestructura, la construcción y las obras públicas ayudarán a que el PIB crezca 4,7% este año, mientras que la inflación llegaría a 5%, explicó el ministro de Economía, Luis Arce. La industria de la construcción se expandirá 8%, seguida de los segmentos de electricidad y agua (7,6%), banca (6%), minería (5,5%) y manufactura (5%). Los hidrocarburos solo debieran crecer un 1,2% en 2017.