Ciudad de México adjudica contrato por planta de termovalorización

Por
Jueves 20 de abril, 2017

El consorcio formado por Proactiva Medio Ambiente Mexico y la compañía francesa de gestión de recursos Veolia se adjudicó un contrato por el diseño, construcción y operación de una planta de termovalorización, valorada en 11.500 millones de pesos (US$611mn), que se levantará en Ciudad de México.

La instalación tratará 4.595t de residuos sólidos al día, de las 8.000t que genera diariamente la ciudad, señaló el gobierno local en un comunicado.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Estos residuos se utilizarán para generar energía eléctrica -hasta 965.000MWh/a- para las 12 líneas del sistema de metro de la capital mexicana.

El contrato se adjudicó a través de un modelo de proyecto de prestación de servicios (PPS) a 33 años, lo que significa que el gobierno iniciará el pago por el proyecto cuando este comience a abastecer la cantidad de electricidad estipulada. La planta pasará a ser propiedad del gobierno local tras la finalización del período.

La instalación se construirá en el terreno denominado Bordo Poniente, uno de los vertederos a cielo abierto más grandes del mundo. La construcción debiera finalizar en 2018, para que la planta comience a operar a fines de dicho año o comienzos de 2019.

El consorcio ganador venció a los otros postores (Técnicas Medioambientales de México y Weight Conversion Technology), debido a su "experiencia internacional en términos de plantas de termovalorización a través de la operación de 60 instalaciones de este tipo repartidas por el mundo, que han tratado alrededor de 45 millones de toneladas de residuos", consigna la información.

La construcción de la planta no implicará un coste financiero adicional para el gobierno local. Los fondos que se utilizan actualmente para pagar el suministro de electricidad que entrega la eléctrica estatal, CFE, que abastece el sistema de metro, además de algunos de los recursos que se gastan en el transporte de residuos sólidos hacia los vertederos, se reasignarán para financiar la planta.

Para compensar cualquier daño ambiental que podría causar la edificación de la instalación, el consorcio a su cargo construirá un parque en el distrito de Tláhuac, proyecto que el gobierno local se comprometió a desarrollar a cambio de la construcción de la Línea 12 del metro.

La licitación por el proyecto se lanzó en diciembre y el adjudicatario debía anunciarse en febrero. Sin embargo, las autoridades postergaron la fecha de la adjudicación luego de que los interesados solicitaran más tiempo para presentar sus propuestas.

De acuerdo con autoridades del metro, la ciudad capital paga a CFE una cifra entre 1.700mn y 1.800mn de pesos al año por el suministro eléctrico del sistema de transporte.

Este año, el gobierno de la capital anunció que preparaba licitaciones para la construcción de tres instalaciones de procesamiento de desechos sólidos, cada una de ellas con un método distinto para transformarlos en energía. Las plantas ayudarán a procesar 12.000t de residuos sólidos que se producen en la capital a diario y su construcción requerirá una inversión estimada de 3.500mn (US$189mn).

Una planta de biodigestión, la mayor de este tipo a nivel mundial, se construiría cerca de la Central de Abastos, el principal mercado mayorista de productos y alimentos frescos, según reportes.