Perú invertirá US$240mn para reconstruir infraestructura costera

Por
Jueves 16 de marzo, 2017

El Gobierno peruano anunció que invertirá 800 millones de soles (US$240mn) como parte de una iniciativa de reconstrucción de infraestructura en la costa norte, en momentos en que el país enfrenta sus peores inundaciones en décadas.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski dará a uno de sus ministros la tarea de supervisar los procesos de reconstrucción en las regiones Piura, Tumbes y Lamabayeque, que se han visto afectadas por lluvias sin precedentes, señaló el jefe de Gabinete, Fernando Zavala.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

"[Esta es] una cifra inicial, que nos ayudará al proceso de reconstrucción, porque esperamos dos semanas de intensas lluvias", sostuvo Zavala en una conferencia de prensa. Agregó que la prioridad del gobierno es atender la emergencia.

Unos 15mn de soles adicionales se asignarán a agricultores que perdieron sus cultivos y se entregarán otros 100.000 soles para los alcaldes de los distritos afectados por las inundaciones, detalló Zavala. Piura alberga campos hidrocarburíferos, minas de fosfato, plantas de harina de pescado y cemento, y algunos de los mayores complejos agroindustriales del país.

El gobierno construirá 21 puentes en Piura y Tumbes, además de impulsar un proyecto inmobiliario de 160mn de soles y un programa laboral para habitantes locales de 25mn de soles, explicó el jefe de Gabinete. Asimismo, se destinarán recursos para fumigación, a fin de prevenir brotes de enfermedades como el dengue, así como para comprar 120 motobombas e instalar 2 hospitales de campaña, en tanto que se están reparando 500 de las 670 escuelas dañadas en la región.

Entre tanto, el ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra, informó que se implementará un puente metálico en la carretera Sullana-Tambogrande de Piura y se reconstruirá otro para enfrentar el desborde de ríos. La lluvias han dañado el 5% de la red vial nacional, aseveró en un comunicado.

El mes pasado, el gobierno se comprometió a invertir 5.000mn de soles (US$1.500mn) en infraestructura tras las inundaciones y deslizamientos que dejaron al menos 48 fallecidos y que dañaron caminos, puentes y cultivos y 12.000 viviendas del país en lo que se ha denominado un fenómeno costero de El Niño.

En Lima, la empresa estatal de aguas Sedapal anunció el racionamiento de agua en 26 distritos luego de que las fuertes precipitaciones la obligaran a cerrar su planta de tratamiento La Atarjea, y que el río Rímac presenta una gran concentración de lodo, rocas y árboles.

En Lambayeque, helicópteros del Ejército rescataron a 70 personas, mientras que los ríos causaron inundaciones en las ciudades norteñas de Trujillo y Chimbote y en el distrito limeño de Chosica, por lo cual el gobierno declaró estado de emergencia en la región central Huancavelica.

La inversión pública en reconstrucción de infraestructura impulsará el crecimiento económico, según el presidente del Banco Central, Julio Velarde. Añadió que la autoridad monetaria no anticipa que las inundaciones tengan un gran impacto en la inflación.

"Era indispensable aumentar la inversión pública", dijo Velarde en un evento celebrado en el instituto emisor. "El problema no es solo fijar un mayor monto, sino ejecutarlo".

JUEGOS PANAMERICANOS

Mientras tanto, el alcalde de Lima, Luis Castañeda, y líderes opositores pidieron al gobierno abandonar la organización de los Juegos Panamericanos, y afirmaron que el presupuesto de 4.000mn de soles asignado a la cita deportiva de 2019 debería utilizarse para labores de reconstrucción. El gobierno prometió seguir adelante con el evento, que según el Ejecutivo impulsará el turismo.

"Frente a una emergencia tan grande yo personalmente creo que deberíamos decir hasta aquí nomás", manifestó a los medios la presidenta del Congreso, Luz Salgado. "Deberíamos atender estas emergencias que tenemos a nivel nacional".

La región andina se recupera de los efectos del fenómeno de La Niña, en el que la disminución de las temperaturas oceánicas genera sequía en el altiplano. La temporada de lluvias, que llegó más tarde de lo usual, ha causado inundaciones masivas en Perú, Ecuador, Chile, Colombia, Venezuela y Argentina este año.