Perú trabaja para extender servicios de aguas tras inundaciones

Por
Martes 18 de abril, 2017

La compañía peruana de aguas Sedapal, que deberá incurrir en gastos por 100 millones de soles (US$30mn) para reparar los daños a su infraestructura tras las recientes inundaciones, completó el 36% de su proyecto Valle Amauta 3 en las afueras de la capital, Lima.

A la fecha, Sedapal ha construido dos de seis embalses planificados en el distrito industrial de Ate en la capital, diseñado para almacenar un total de 600m3, de acuerdo con un comunicado.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

La compañía también construye un tanque de agua de 20m3, 9,49km de tuberías de agua potable, 8,5km de tuberías de alcantarillado y 748 conexiones domiciliarias.

El proyecto de 19mn de soles beneficiará a 4.000 habitantes en una docena de barrios, indicó la empresa. Sedapal, que contempla invertir 20.000mn de soles en cerca de 200 proyectos de agua potable y alcantarillado durante el próximo quinquenio, todavía trabaja para brindar servicios al 100% de la población de la capital que asciende a 9 millones de habitantes, según el regulador sectorial, Sunass.

Asimismo, comunidades de la costa norte, cuyas viviendas fueron arrasadas por las enormes inundaciones que afectaron esa zona en los últimos dos meses, iniciaron protestas por la reposición de los servicios de agua. Alrededor de 2.000 habitantes de campamentos que viven en carpas en la Región Piura, el área más afectada por las inundaciones, bloquearon la carretera Panamericana Norte para demandar al gobierno la instalación de servicios de agua potable y alcantarillado, informó el diario El Comercio.

El desborde de ríos y los aluviones dejaron al menos 106 muertos y 170.000 personas sin hogar, además de causar daños por más de US$3.000mn en plantas de agua, centrales eléctricas, escuelas, hospitales, viviendas, puentes, líneas férreas y caminos desde enero, según el Banco Central.

PUENTES

En otras noticias de infraestructura, el presidente Pedro Pablo Kuczynski reabrió la carretera Panamericana Norte luego de que las inundaciones bloquearan la ruta el mes pasado.

La vía se reabrió al tráfico con la inauguración de un puente Bailey de 112m de largo, valorado en 8,7mn de soles, sobre el río Vilú en la Región La Libertad. Kuczynski se comprometió también a construir un segundo puente sobre el río e instalar servicios de agua potable y alcantarillado en la provincia de Virú de la región.

"Menos palabras, más obras. Tenemos que trabajar", dijo el mandatario en un comunicado en el sitio web de la Presidencia. "Ya hemos empezado el estudio, para saber por dónde debe ir ese otro puente".

Mientras tanto, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento informó que se inició una evaluación de los daños provocados por las inundaciones en las viviendas de La Libertad al objeto de calcular la inversión que el gobierno deberá realizar en la costa norte.

Diez equipos de la agencia local a cargo de formalizar la propiedad informal, Cofopri, trabajan para estimar los daños a 2.000 viviendas en la norteña ciudad de Trujillo y 60.000 propiedades en la región, consigna un comunicado de la cartera. El ministerio además opera una flota de camiones tolva, un cargador frontal y una retroexcavadora, entre otros, para efectuar labores de limpieza en Trujillo luego de que la ciudad quedara bajo el agua en marzo.

La región andina se recupera de los efectos del fenómeno de La Niña, en el que la disminución de las temperaturas oceánicas genera sequía en el altiplano. La temporada de lluvias, que llegó más tarde de lo usual, ha causado inundaciones masivas este año en Ecuador, Chile, Colombia, Venezuela y Argentina.