Apuñalan a Bolsonaro, principal candidato presidencial de Brasil

Por
Jueves 06 de septiembre, 2018

El candidato presidencial brasileño Jair Bolsonaro fue apuñalado en el abdomen (en la foto de la derecha) durante una manifestación de campaña en el estado de Minas Gerais el jueves.

El polémico diputado ultraderechista —quien encabeza la primera encuesta realizada luego de que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva quedara imposibilitado de postularse— fue sometido a una operación para tratar una herida en el hígado, dijo a BNamericas un portavoz de la campaña, y agregó que su vida no corre peligro.

Inicia tu prueba gratuita de 15 días ahora!

cta-arrow

¿Ya eres suscriptor? Por favor inicie sesión

Grabaciones emitidas en televisión y en Twitter mostraron el momento en que el candidato, montado sobre los hombros de un simpatizante en medio de una multitud en la ciudad de Juiz de For, fue apuñalado por un sujeto que fue rápidamente aprehendido.

La Policía Federal arrestó a un sospechoso de 40 años identificado como Adélio Bispo de Oliveira y se encuentra investigando el ataque, señaló a BNamericas un vocero de las fuerzas de orden. La Policía Federal ofrece personal de seguridad a los candidatos durante los encuentros oficiales de campaña.

Bolsonaro es un exmilitar que ha convertido la lucha contra el crimen en el foco principal de su campaña y ha propuesto armar a la población para combatir a los delincuentes. También quiere ayudar a los exmiembros de las fuerzas armadas a convertirse en legisladores.

"A fin de cuentas, este ataque tiende a ser positivo para Bolsonaro en las encuestas. Esto reforzará su discurso central de combatir la delincuencia permitiendo que los ciudadanos se armen, y como fue víctima de un ataque puede incluso que su tasa de desaprobación se reduzca, aumentando sus probabilidades en segunda vuelta", dijo a BNamericas David Fleischer, profesor emérito de Ciencias Políticas de la Universidad de Brasilia.

Un sondeo de Ibope publicado antes del ataque otorga a Bolsonaro una intención de voto de 22%, seguido de Marina Silva y Ciro Gomes, ambos con 12%, y Geraldo Alckmin, con 9%. Silva y Gomes condenaron el atentado contra Bolsonaro y exigieron una investigación.

Esta es la primera encuesta realizada luego de que el máximo tribunal electoral del país decidiera el viernes dejar a Lula fuera de carrera. El carismático exlíder izquierdista cumple una sentencia de prisión por corrupción.

La encuesta de Ibope otorga también a Bolsonaro una tasa de desaprobación de 44%, la más alta entre todos los candidatos. De hecho, Silva, Gomes y Alckmin vencerían a Bolsonaro en un eventual balotaje.

Los brasileños acudirán a las urnas para elegir presidente, gobernadores estatales y legisladores el 7 de octubre. Si los candidatos presidenciales y a gobernadores estatales no alcanzan más del 50% de los votos válidos, se realizará una segunda vuelta el 28 de octubre.

CONTRATIEMPOS DE CANDIDATO FAVOTABLE AL MERCADO

Alckmin, quien fuera gobernador durante tres períodos de São Paulo, el estado más rico e industrializado del país, es considerado el candidato más favorable al mercado de la contienda, y el que probablemente enfrentaría los mayores contratiempos.

Fiscales paulistas acusan a Alckmin de recibir pagos ilegales del atribulado conglomerado de construcción Odebrecht para financiar campañas electorales pasadas.

El candidato niega haber cometido algún ilícito, según lo expresado a BNamericas por un vocero de la campaña.

Mientras tanto, la Policía Federal presentó esta semana un informe para presentar cargos de corrupción contra el presidente Michel Temer, lo que podría llevar a la suspensión de su mandato.

De acuerdo con el reporte, existe evidencia de que Temer habría recibido alrededor de US$300.000 en sobornos de Odebrecht.

Temer, cuyo mandato termina el 31 de diciembre, ha sobrevivido a dos cargos de corrupción previos en su contra.

CANDIDATO DEL PARTIDO DE LOS TRABAJADORES

Ante la imposibilidad de presentar a Lula como su candidato, se espera que el izquierdista Partido de los Trabajadores recurra al exalcalde de São Paulo Fernando Haddad, quien hasta ahora aspira a convertirse en vicepresidente.

La encuesta de Ibope muestra a Haddad en quinto lugar, con una intención de voto de 6%, mientras que en una posible segunda vuelta contra Bolsonaro, Haddad sería derrotado.